La herencia al pueblo de Guamúchil la quema del Mal Humor

EL DEBATE

Guamúchil

La herencia al pueblo de Guamúchil la quema del Mal Humor

Cientos de guamuchilenses acudieron a escuchar el testamento 

Por: El Debate

La herencia al pueblo de Guamúchil la quema del Mal Humor

La herencia al pueblo de Guamúchil la quema del Mal Humor| Matías Rodríguez

Guamúchil, Sinaloa.- Todos divirtiéndose en mi lecho de muerte mientras ustedes podrán gozar de seis maravillosos días de fiesta y alegría, ¡ayyy, qué dolor, y ustedes en este Carnaval! ¡Ay!, dolor, ninguna de las pócimas que hago me van a salvar de que me lleve la calaca, ya la estoy viendo acercarse  en las profundidades de este mar.

¡Ay!, qué dolor siento, no es posible que esta bella figurita se la vayan a comer los gusanitos del mar, estoy herida de muerte por la culpa de la venganza de Erick, ya me la pagarás, desgraciado. Háblenle al licenciado para repartir todas mis chácharas a estos vaquetones que me rodean, ¡ay!, a ver si les toca algo a ustedes, pueblo mitotero de Guamúchil.

Fotos: Matías Rodríguez/EL DEBATE

A ver,  vamos a empezar mi querido licenciado. Acérquense, ahijaditos, yernos, nueras, entenados y demás bola de lambiscones. Yo, la malvada Úrsula, desde el profundo mar y en pleno uso de mis facultades mentales, en compañía de mi licenciado favorito heredo, ¡ay! Vamos a empezar con mi querido ahijado y flamante presidente de la Planilla Roja, Rosario Palafox, alias “El Chayín”, ese ahijadito que me cargo, que es tan malo como yo, ¡ay!, es malo pero muy malo pero para juntar dinero, qué friega te pusieron los de la Verde, casi te dobleteaban, m’ijo, sin llorar.

¡Ay, “Chayín”!, todavía no te quitas el melindre, “Chayín”, tanto que peleaste los centavitos, y tú qué querías organizar el Carnaval cuando, jajaja. Háganse para un lado, me falta el aire, ¡ayyy!.

A mi querido ahijado Huguito, “La Herradura Miranda”, le dejo una dotación de por vida de Tafil, a ver si así le baja el estrés que le provocan los puesteros, churreros y taqueros que no están a gusto con nada. ¡Ah, qué buena herencia te dejó el sombrero prestado del Walter Navarro, que los dejó más toreados que unos bitaches a las esquiteras de la esquina y a los micheleros, ja-jaja.  ¡Ay, Hugo!, cómprate una cremita para que se te resbalen los regaños.

También al que le dejaré un detallito es a mi entenado Dieguito, “El Maletudo” de la Planilla Roja; a éste le dejo una docena de periódicos viejos para que hagan más bulto en la maleta que traías en el último cómputo, ja-ja-ja, “El Maletudo” llegó pero con puras de a peso. ¡Ay, Dieguito!, con ese dinero que traías no alcanza ni para una Coca de 600. ¡Ayyy, dolor!, qué tristeza me das Diego, puras vergüenzas.

Al famosísimo “Güero Recoditos” le voy a dejar una docena de foquitos luminosos destellantes y de todos colores, para ver si así no lo atropellan tanto cuando anda en la bicicleta. ¡Ay, “Güero”, no sales del suelo, ya ni sabemos si te atropellan o te le atraviesas a los carros por estar de mitotero con las doñas del Seguro, todos los días te vas a inyectar, ja-ja-ja. ¡Ay, “Güerito”!

Al club consentido, Los Buggies Extremos le voy a dejar una playa aquí en Guamúchil, porque con lo que aportaron no creo que lleguen ni a Bellavista esta Semana Santa, se vieron muy piojosos, ¡ah!, pero cómo bailaron La Chona en los recorridos. ¡Ayyy!, si lo que se tomaron se lo hubieran echado a la ánfora hubieran ganado, porque son muy briagos mis ahijados.

También les dejo a los de la Planilla Roja una cuenta en Suiza, para que paguen el día que pidieron permiso para ir a festejar, hay que reponer ese dinero, flojos. Y hablando de cosas faltantes, “Chayín”, ¿quién se quedó con los cables del buggy que rifaste? ¡Ayyy!, puras calamidades contigo, mi hijo.

Que no se me vaya a pasar mi ahijada Lluvia, de la ‘presi’, mi reina consentida; a esta hermosa bebé le vamos a dejar un vale para que compre una lupa en la García Cuadras, para que lea las letras pequeñitas y no ande peleando por premios que no existen. ¡Ay, Lluvia, no me dejes morir, ¡hay que leer!.

A mi consentido, mi entenado más amable, el arqui Aarón Meza, le dejo un tráiler de papel y una pipa de 20 mil litros de tinta para que pueda hacer los 300 planos para el próximo Carnaval de la zona Vip y el acomodo de los templetes, es un cambiadero que ya está pobre. ¡Ay, arqui!, no les entiendo.

Al más guapo de mis entenados a mi “Baby Face” a José Miguel Montoya Duarte alias “El Coruco” te voy a dejar un aparato de sonido nuevecito para que no se le a pague cuando estén las manifestaciones ¡ayyy! se dieron una enojada los muchachos de la verde, ¡ay! “Coruco” lo bueno que saliste a defenderte con ese vozarrón que te herede como dijera el otro.

A mi comadre Mari la de los juegos mecánicos le voy a dejar todo el terreno y acondicionado del estacionamiento del estadio para que pueda meter más puestos ahí comadre, ¡qué bárbara eres! y ¡das más!, la renta te sale gratis comadre.

A la gente del patronato que le voy a dejar un chequecito en blanco a ver si así y ahora sí, les hacen la carnita asada, ¡ayyy! ahora sí ¿se va a hacer o no la carnita asada?.

A mi hijado favorito el Faustino “El Pusiro” Favela le vamos a dejar 5 docena de jóvenes para que les ayuden a armar los camerinos y las zonas de los patrocinadores desde 3 días antes, ¡ay Pusiro! esos jóvenes están activos, ¡ay! pero cómo se tomaron selfies.

A todos los paisanos que viven lejos de Guamúchil les dejo un boleto de ida y vuelta para que vengan a disfrutar de estos maravilloso Carnaval y que no le cuenten los amargados que ni vienen, pero se les afigura que está feo, luego sacan que estaría mejor en el centro, no les crean y disfruten de los grandes artistas que se presentarán y los nuevos juegos que no caben en el centro.

Al más fino de todos mis ahijados, el muñeco de muñecos, 'Chico de los Moños', a mi querido Roberto “Chobe” Gracia, le voy a dejar la mitad de las acciones del concurso Señorita México, a ver si así lo dejan entrar a los camerinos a mitotear con las muchachas y no tenga que andar cargando todas las maletas de las plebes por medio Culiacán, ¡ay! “Chobe” que pesado estuvo.

A mí tigre de corazón, al octavo tono de Los Tigres del Norte, el sombrerero prestado de Walter Navarro le dejo una colección de karaokes con todas las canciones de Los Tigres del Norte para ver si así las cambias y no enfades a los vecinos todos los sábados con la misma canción toda la noche hasta la patrulla le mandan y no se callan, ¡ayyy! Walter cámbiale, ni que cantarás tan bonito.

Al otro tigre pero del Génesis a Humberto López Valdez, te vamos a dejar una guarura especial de por vida para que le esté cuidando el bajo qué le regaló David de Los Hijos de Barrón, dicen por ahí, que no se le puede perder ni un minuto, ¡ay! mi “Tigre” que desconfiado.

A mi dos reinas del Carnaval les doy las gracias por su participación junto con su familia por su valiosa participación y en el futuro pongan en alto Guamúchil.

A mi ahijado favorito, el presidente del patronato, a mi ‘Profe’ Sandro Navarro, le voy a dejar otro Carnaval más, para que sea más bonito que éste.

En esta nota:
  • Carnaval Guamúchil 2018
  • Quema del Mal Humor