Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La magia de la música en la vida de Jesús Efrén

GUAMÚCHIL

Guamúchil, Sin . - Le gusta la música, es muy inquieto y siempre está haciendo algo, aun cuando es un niño especial, le detectaron formalmente hasta el año y medio el síndrome de Down, Jesús Efrén Castro Mejía a sus 3 años comparte con sus papás la magia de la vida, aunado a ello, tiene un nuevo reto: entrar al preescolar y continuar con su asistencia al Centro de Atención Múltiple número 32.

Una respuesta tardía. Para Kenia Guadalupe y Jesús Alejo, quienes ya tenían a Kenia Colette, la noticia no mermó su felicidad y se empeñaron en darle lo mejor.

"No nos dijeron, el bebé nació y a los cuatro meses nos dijeron que esperáramos para ver cómo evolucionaba, pues sólo podría tener los rasgos, entonces al año y medio nos dijeron lo que tenía, así fue como supimos, no lo trajimos al comienzo, pues no nos aseguraban que lo tenía, entonces al enterarnos buscamos todo el apoyo", cuenta Jesús.

Los tiempos. Aun cuando Jesús Efrén es un niño especial, lo tratan de manera normal, para que sea un niño independiente, y es educado tal y como su hermana.

"Le decimos a su hermana que por el hecho de ser especial a ella la vamos a hacer menos, se le regaña, pero no porque sea un niño especial se le va a pasar todo", cuenta Kenia.

Mientra que Jesús asegura que buscan fortalecer su carácter y educarlo de la mejor forma.

Tiempos difíciles. Cuando se enfermó de neumonía, a los siete meses, tanto Jesús como Kenia temieron perder a su retoño, pues se puso grave de ese padecimiento, sin embargo, la rápida intervención médica le fue de gran ayuda.

"Me dieron a mí sola la noticia porque mi esposo estaba trabajando, me dijeron que ahorita estaba bien y que no sabían si iba o no a sobrevivir."

Los retos. Tanto Kenia como Jesús harán todo lo posible porque Jesús Efrén, a quien le gusta mucho la música, cantar diversas canciones y aprender rápido, sea un niño autosuficiente, que se valga por sí mismo y estudie una carrera.

Los padres de ese pequeñín, que en julio cumplirá sus 4 años, tienen un súper objetivo: que Jesús entre al preescolar, así se desarrollará en los dos planteles educativos.