Selecciona tu región
Guamúchil

Llevando y trayendo; así se gana la vida Jhonny en Guamúchil

El joven Jhonny Alan Sánchez Escalante, decidió dedicarse de lleno a ser mandadero al dejarle mejores recursos económicos para sacar adelante a su familia.

Por Julissa Angulo

-

Guamúchil, Sinaloa.- Esfuerzo, dedicación, paciencia y mucho trabajo es el que realiza diariamente el joven Jhonny Alan Sánchez Escalante al laborar como mandadero en la ciudad de Guamúchil. Son muchas las personas las que día con día necesitan que lleven a su domicilio, locales u otro lugares diversas cosas, tales como mandado, comida, ropa, zapatos, medicamentos, entre otros, las cuales, con una llamada al teléfono del repartidor, rápidamente va en busca de lo que se le pide.  

Trabajo que se le facilita ya que anteriormente laboraba como repartidor en una reconocida taquería de la ciudad de Guamúchil y, al enterarse de este oficio, decidió dedicarse de lleno a esto al dejarle mejores recursos económicos para sacar adelante a su familia. 

“Decidí entrar a este trabajo principalmente porque ya conocía todos los domicilios; anteriormente trabajaba en una taquería y como se presentó esto al salir la onda de los mandaderos, creí que era una buena elección”, expresó Jhonny.

Han pasado aproximadamente 8 meses trabajando como mandadero, donde se ha topado con todo tipo de gente con diversas personalidades, tales como estrictas, enojonas, buena onda, pero son gajes del oficio. Ni los fuertes rayos solares ni las inclemencias del clima impiden al joven salir a laborar, mismo que el precio de cada mandando es diferente, ya que si es algo cerca su costo es de 30 pesos, sin embargo, si son a colonias más lejanas 50 pesos o bien dependiendo la distancia.  

Ser mandadero no es un trabajo fácil ni sencillo, como todos piensan, pues arriesgar su vida entre el tráfico donde manejan a alta velocidad para hacer llegar rápido lo que les piden sus clientes, o bien pasar algunas dificultades como perder el mandado solicitado por el camino, situación que le ha pasado al joven.

Leer más: Por esta razón habrían asesinado al periodista Javier Valdez

“Mi trabajo sí es un poquito laborioso porque casi trabajas 12 horas diarias o más, y un poco difícil porque tratas con todo tipo de personas y todas son diferentes”, comentó Sánchez Escalante. Como en todo trabajo, hay veces se te junta todo y para eso cuentan con un grupo de mandaderos, donde si alguno, al mismo tiempo, le hablan para realizar un mandado, se apoyan mutuamente.

Bandera blanca en vacunación
Síguenos en
Más sobre este tema

Últimas noticias