Guamúchil

Los coricos, una deliciosa tradición en la región

Tenía solamente 9 años cuando aprendió el proceso de estos deliciosos postres típicos de Mocorito.

Por  Dalia Sagaste

Productos Doña Chave, de Mocorito, famosos por su rico sabor.(EL DEBATE)

Productos Doña Chave, de Mocorito, famosos por su rico sabor. | EL DEBATE

Mocorito, Sinaloa.- Hace 45 años que Mocorito es testigo del buen gusto y el excelente sabor de los productos de la señora María Isabel López Sauceda, en especial los ricos coricos que ella elabora.  

Cuando María Isabel López Sauceda tenía solamente 9 años de edad se fue a la ciudad de Culiacán a trabajar con una familia de apellido Tracy, con quienes tuvo la oportunidad de aprender a elaborar este producto.

Después de dos años de trabajar ahí, me regresé a Mocorito”, citó.

Narró que se casó a los 22 años de edad, y el primer día de casada comenzó con sus productos, y su suegra le proporcionó las herramientas necesarias para que ella pudiera trabajar tranquilamente y de una manera honrada.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Los productos más vendidos que tiene doña Chave son las empanadas rellenas de cajeta y también de guayaba, así como las bizcotelas, suspiros, las famosas galletas betunadas, y los más demandados son los coricos.

Es el producto más vendido y el que cuenta con una elaboración más compleja, por su tamaño y su gran dedicación de tiempo para que éste termine su ciclo. / Fotografía EL DEBATE

“No cualquiera puede hacer los coricos, porque son muy laboriosos, ni a mi hija le quedan bien, que yo le dije: cómo, y a pesar de que es la misma masa y sigues los mismos pasos”, dijo López Sauceda.

Para hacer un kilo de coricos se requiere un kilo de masa, medio de manteca, 10 huevos, una pizca de sal y carbonato. “Yo preparo un miel con azúcar, y otro detalle es que solamente se debe echar la clara, porque la yema endurece los coricos”, dijo María Isabel López Sauceda.

Agregó también que todos los ingredientes deben ser mezclados en la batidora especial con la que cuenta, para después sacar la masa e irle dando forma a los productos y poder introducirlos al horno que tiene en el patio de su casa.   

Las personas que más consumen el producto son las que acuden de otras partes y visitan el Pueblo Mágico. Doña Chave, como es conocida en Mocorito, resaltó que personas que llegan de Estados Unidos la visitan muy frecuentemente para comprar sus exclusivos productos.

“De muchas partes vienen a comprar de mis coricos, de hecho hay quienes si no hay aquí, mejor no compran nada”, señaló la  mocoritense.