Guamúchil

Los socorristas se han convertido en unos héroes sin capa

Desde hace más de 13 años Jesús Alberto Castro Cuevas forma parte de la Cruz Roja salvando vidas y sirviendo a los demás.

Por  Julissa Angulo

Jesús Alberto Castro Cuevas, socorrista de Cruz Roja Guamúchil.(EL DEBATE)

Jesús Alberto Castro Cuevas, socorrista de Cruz Roja Guamúchil. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- El trabajo como socorrista implica mucho sacrificio, lleno de esfuerzos, retos y compromisos, y para Jesús Alberto Castro Cuevas, quien lleva alrededor de 13 años prestando sus servicios como socorrista en Cruz Roja Guamúchil, significa gratificante ayudar a las personas que requieren de su apoyo.

Tenía alrededor de los 15 años de edad cuando Castro Cuevas comenzó su andar gracias a la invitación al área de juventud por parte de un amigo muy cercano, cuando se encontraban cursando la preparatoria. “Desde ahí fui conociendo las demás áreas y fue como me gustó por el lado de él poder auxiliar a las personas” , expresó.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Ante la situación que se está viviendo actualmente, el socorrista comenta que al presentarse un llamado de emergencia empieza el nerviosismo, al no saber a lo que se van a enfrentar y el riesgo al que se exponen, tal es el caso con pacientes que resultan estar contagiados del coronavirus y no son notificados ni van con las medidas de precaución al atender este tipo de servicios. 

Por otro lado, detalló que pasando la adrenalina del servicio al que fueron llamados la tranquilidad llega de  nuevo a sus cuerpos, al ser que ya están un poco más familiarizados con el tema. 

Muchas felicidades a todos los socorristas. / Fotografía: Noé Mascareño EL DEBATE

“Cuando llegamos en ocasiones nos reímos, platicamos, al ser que son diferentes los sentires de cada situación que se nos presenta”, resaltó Jesús Alberto Castro Cuevas.

El pertenecer a la benemérita institución implica pasar situaciones difíciles, y para el joven recordar una de ellas no es muy satisfactorio, pues le tocó vivir un suceso que lo dejó marcado, como recoger a la pequeña Ángela Alvarado del Évora, que lamentablemente su mamá la abandonó en un cesto de basura. 

“Eso ha sido lo más feo que me ha tocado, porque no es algo con lo que nos topemos normalmente”, detalló el socorrista.

Jesús Alberto Castro comenta que el ser socorrista es muy bueno, sin embargo, existen personas que no lo ven así, situación que en ocasiones se torna  incómoda, al ser que es de valorar el esfuerzo que brindan todos los socorristas para ayudar en los primeros auxilios y salvar muchas vidas, que es de sus principales objetivos.

Un gracias de las personas que en su momento fueron auxiliadas por los socorristas de Cruz Roja es algo de lo más satisfactorio que pueden llegar a sentir, expresó Jesús Alberto Castro Cuevas.

Te puede interesar:

Coronavirus México: Últimas noticias de hoy 24 de junio sobre el Covid 19

Sismo de Oaxaca, México ha dejado 6 muertos y 1,571 réplicas

Cuántos casos de coronavirus hay en Sinaloa hoy

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo