Guamúchil

Migrantes en Guamúchil han sufrido en su trayecto al sueño americano

Esther y su familia ya no pueden regresar a su natal Honduras y van en busca de asilo político.

Por  Ramón López

Migrantes la sufren en su trayecto rumbo a su destino.(EL DEBATE)

Migrantes la sufren en su trayecto rumbo a su destino. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Soportando las inclemencias del tiempo, el hambre, la sed, y dándolo todo por su pequeña de apenas 2 años y medio de edad, Esther y su esposo Wilber Sinaí van en busca de mejores condiciones de vida luego de que hace ocho meses abandonaran su natal Honduras, país al que ya no pueden regresar y lo único que tienen son sus esperanzas de llegar al norte para solicitar asilo político en Estados Unidos.

Mientras sostiene a su hija en los brazos, en una transitada avenida de Guamúchil, Esther pide ayuda a los automovilistas para que le den una moneda y así tener algo para subsistir, ya hace alrededor de un mes que llegaron a esta ciudad y no han podido continuar su camino por la situación que se vive debido a la pandemia.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

"No podemos seguir más para arriba y nos toca pedirle ayuda a la comunidad de aquí de Guamúchil para seguir adelante nuestro camino, más por la comida de la niña, el bienestar de ella que buscamos nosotros", dice.

Con tristeza comenta que en su país la delincuencia impera en las calles. Allá, dice, no tienen un Gobierno como el de México, que ayuda al pueblo, allá es una dictadura y su presidente ya lleva 16 años en el poder, "en vez de ayudarlo a uno, va y le quita sus tierras, y si uno no vota por él, pues lo manda matar, a los niños los golpea, nosotros por eso nos venimos, nos dieron 24 horas para salir del país, nos quitaron la casa y lo poquito que teníamos, teníamos arroz y nos quitaron nuestras tierras, si seguíamos ahí nos iban a matar, nosotros somos de las personas que ya no podemos regresar a Honduras".

La travesía luego de ingresar a México por la frontera sur, a sido por diversos medios, en tren, a veces hay quienes les dan raite para llegar a la siguiente ciudad o poblado y, en ocasiones, han tenido que caminar, a veces sin zapatos y con las piedras lastimando su pies pero eso no ha sido impedimento para continuar su camino, pues más que el dolor físico, los mantiene la esperanza de poder brindarle un mejor futuro a su pequeña.

Guamúchil Migrantes han sufrido en su trayecto al sueño americano
Ya tienen un mes que arribaron a la ciudad de Guamúchil. / Fotografía: Noé Mascareño EL DEBATE

Hay días que han estado en lugares donde la gente no los ayuda argumentando que no pueden debido a la pandemia por COVID-19, ya que piensan que Esther y su familia pueden estar contagiados, además de ser discriminados porque muchos piensan que van a delinquir, "nosotros sólo vamos de paso, lo que queremos es ayuda para salir adelante y agradezco al país de México que nos apoya, porque sin ustedes, nosotros no estuviéramos donde estamos".

Tras ingresar a Chiapas, esta familia hondureña se enfrentó a diversos peligros, como cruzar un río donde había cocodrilos y un cerro en el que había serpientes, además de tener que dormir entre el monte, que ha sido de las cosas más difíciles pues tienen que velar por la integridad de su niña.

En el tren, la travesía se vuelve muy difícil, pues en ocasiones no traen ni agua ni comida, lo que se acentúa cuando se viaja con niños como es el caso de Esther y Wilber.

Últimas noticias locales en los siguientes enlaces:

Noticias Guamúchil, Noticias Sinaloa

En una ocasión, Esther recuerda que su pequeña se le estaba muriendo de sed y la gente no les quería dar agua, "a la gente le pedíamos agua y no nos querían dar, yo lloraba porque mi niña se me estaba muriendo de sed, una gente piadosa salió y nos dio agua, nos regaló unas tortillas con frijoles y yo le agradecí al señor por el alimento".

Cuando llegaron a Guamúchil, Esther decidió que era buena idea quedarse un poco pues no traían agua ni comida y la travesía era larga, de Tepic a Sinaloa en tren habían viajado durante 12 horas. En la ciudad, hubo una persona que les ofreció dónde quedarse unos días mientras juntaban algo de dinero para seguir su camino.

"No sabemos cuándo, pero primeramente Dios vamos a tener que movernos porque no podemos tampoco molestar tanto, ya estamos aquí cerca de Sonora, nosotros vamos para Nogales, por ahí vamos a ver si nos entregamos  Migración y a ver si llegamos a nuestro destino", dice.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo