Guamúchil

No habrá estiaje este año con planta potabilizadora

Es el primer año que no se tendrá problema con el suministro de agua a Guamúchil, informó el gerente de la Japasa.

Por  Esmeralda Bañuelos

Aún no se tiene definida la fecha de entrega oficial de línea de conducción(EL DEBATE)

Aún no se tiene definida la fecha de entrega oficial de línea de conducción | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- La buena noticia para los habitantes de la zona urbana de la ciudad de Guamúchil que por mucho tiempo padecieron de estiaje, es que no se tendrá problema con el suministro del vital líquido. Esto debido a que recientemente se inauguró la planta potabilizadora de agua con una línea de conducción que está funcionando muy bien, informó el gerente de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Salvador Alvarado, Manuel Beltrán Urías.

El problema de falta de agua que afectaba cada año a un sector de colonias de las zonas altas, principalmente, a partir del mes de mayo y principios de las lluvias, ya quedará resuelto, detalló el gerente de la paramunicipal. Señaló que este problema se presentaba cuando “los pozos que abastecían la ciudad producían menos agua; esto no era suficiente para brindar un servicio a toda la población. Por tal motivo era muy frecuente el tandeo, pero con la reciente línea de conducción se resolvió el problema que padecían 21 colonias, y ahora el suministro a la zona urbana estará funcionando sin problemas. En el caso de las comunidades, éstas cuentan con su propio sistema de suministro”.

Manuel Beltrán anunció que con la buena operación en que se encuentra la planta, la ciudadanía debe saber que hay garantía de un buen suministro.

En comparación con otras ciudades, Guamúchil no presenta un problema crítico y constante de desabasto de agua, donde los habitantes muestran una cultura de protección del vital líquido, pero lamentablemente una parte de la población alvaradense incurre en el derroche, desperdicio y falta de cultura de cuidado del elemento más preciado para nuestra vida diaria: el agua.

El justo llamado de la Japasa es a que la ciudadanía sea consciente del importante valor que tiene este recurso y de que al cuidarlo se beneficia a la ciudad. Al contar ya con una línea de conducción de agua, a la población guamuchilense le corresponde hacer su parte.

Es importante destacar que el derroche y mal uso del recurso afecta la operatividad de la paramunicipal, ya que incrementa los costos y perjudica su capacidad presupuestaria. Una de las formas en que se puede hacer un mejor uso es utilizar cubetas y reparar fugas en el hogar.