Guamúchil

Oralba ha tenido una vida difícil con su trabajo en Guamúchil más no imposible

Accesorios para teléfonos son los que se encarga de vender en la ciudad. Con tropiezos ha demostrado que nada es imposible cuando se quiere.

Por  Julissa Angulo

La comerciante alvaradense Oralba Guadalupe Ayala.(EL DEBATE)

La comerciante alvaradense Oralba Guadalupe Ayala. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Sin duda alguna un ejemplo a seguir para toda aquella mujer emprendedora es la señora Oralba Guadalupe Ayala Moya, de 49 años de edad, quien ha demostrado que no existe obstáculo alguno que le impida buscar la manera de obtener el sustento económico, del cual ha sacado adelante a sus cuatro hijos, que son su motor para seguir adelante.  

Con más de 20 años vendiendo comida, ropa, calzado, haciendo cundinas, entre otras cosas más, es como ha salido adelante a pesar de las dificultades que se le han presentado. Actualmente se encarga de vender accesorios para los teléfonos, recorriéndose algunas taquerías de la ciudad de Guamúchil con el amor de vender lo más posible. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La señora Oralba Guadalupe Ayala es una fuente de inspiración para muchas mujeres dado a que gracias a su esfuerzo y dedicación como emprendedora pudo solventar los gastos y encontrar una carrera universitaria para su hija, quien hoy es una maestra.

Debido a la situación de la pandemia que estamos enfrentando actualmente para ella fue un fuerte golpe que propició que el negocio de la comida que desempeñaba ya no diera frutos, por lo cual rápidamente no la pensó dos veces para buscar otra opción más rentable que le ayudara a seguir adelante, opción que le ha permitido día a día desempeñarse en nuevas cosas y darse cuenta de que todo puede llegar a lograr.  

Manifestó que siempre se ha tenido que enfrentar a la opinión de los demás, pero con la fortaleza que la distingue ha cerrado muchas bocas de la mejor manera, que es demostrando que todo puede lograr.  

“Siempre he sido muy entrona a cualquier cosa, porque hay hombres que piensan que porque uno anda en la calle le pueden decir cosas, pero siempre me he sabido defender muy bien”, dijo.  

La señora manifiesta sentirse orgullosa de todo lo que ha logrado durante su trayectoria como emprendedora, quien a pesar de hace poco haber sufrido parálisis facial y seguir en recuperación de su enfermedad, sigue su lucha para continuar demostrando que no existe obstáculo alguno. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo