Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Padres ya se preparan para festejar el Día del Niño

Algunos pueden gastar por los menos 800 pesos para vestir a sus pequeños

Guamúchil, Sinaloa.- Se acerca el 30 de abril y el tan esperado Día del Niño. En estos días muchos de los padres ya se encuentran organizando cuánto podrán gastar en zapatos, ropa y accesorios para que los pequeñines puedan lucir guapos en ese día y, sobre todo, juntar un dinerito para que puedan asistir a sus festejos en escuelas y en ocasiones con su familia.

Cabe mencionar que los padres llegan a gastar de 800 a mil pesos por niño aproximadamente.

PREPARADOS.
Los padres de familia se preparan hasta con un mes de anticipación para el festejo del Día del Niño, algunos comentan que desde el mes de marzo empiezan a comprar algunas cosas, más cuando se tienen muchos hijos en casa; primero compran los zapatos a uno y después a otros, mientras que la ropa se esperan para que haya novedades en las tiendas del Centro, incluso llegan a pedir fiado todo los pequeñines luzcan guapos en ese día, ya que merecen lucir así,comenta la señora Aída López.

Fotos: Daniel Ayala/EL DEBATE

Por lo regular se puede llegar a gastar desde los 800 pesos aproximadamente por niño por calzado, pero si se le agrega ropa se puede gastar aún más.

“Muchas de las veces quedamos todos encharcados pero es su día y de perdida que estrenen unos zapatos o una blusita”, comenta Odesi López.

CONVIVIOS.
Para el Día del Niño, muchas escuelas empiezan a organizar sus tradicionales fiestas, las cuales representan un gasto ya que se tiene que cooperar para el desayuno, dulces, refrescos y piñata; en cambio, muchos padres de familia no tienen dinero para que sus pequeños asistan y procuran hacerles algo especial en su casa para que se sientan queridos.

FAMILIA.
Algunos papás comentan que para que los pequeños se diviertan, se reúnen en familia, compran pizza y pastel para festejarles, y sobre todo que convivan con sus primos o, si se tiene la manera se llevan a los pequeñines a algún lugar que les guste para que coman o llevarlo algún parque para que se distraigan, pero siempre tomándolos en cuenta para saber qué es lo que quieren en su día.