Guamúchil

Para ayudar a prevenir la obesidad infantil los padres deben involucrarse

La enfermedad afecta lo emocional en los niños, no solo la salud física, explica la especialista Cecilia Alvarado.

Por  Esmeralda Ivonne Bañuelos Rodríguez

Dos niños caminan por una de las calles del Centro de la ciudad.(EL DEBATE)

Dos niños caminan por una de las calles del Centro de la ciudad. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- No hay pretextos para prevenir la obesidad infantil, falta mayor  compromiso, ya que es una enfermedad que se ha convertido en una epidemia y que coloca a Sinaloa en los primeros lugares a nivel nacional.

Sí se puede erradicar pero dependerá de la responsabilidad que asuman los padres de familia en la alimentación de los hijos. Pero, ¿cómo prevenirla desde casa? Éste fue el punto de partida de la Mesa de Análisis que realizó EL DEBATE a través de redes sociales con las especialistas Verónica Nieblas y Cecilia Alvarado, quienes explicaron que su prevención debe ser de forma integral.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La doctora en Medicina y docente de bachillerato, Verónica Nieblas, enfatizó en la importancia de que los padres se involucren más con sus hijos en el tipo de alimentación que les están fomentando.

Por su parte, la psicóloga clínica Cecilia Alvarado enfatizó en la educación prenatal para una crianza saludable. Expuso algunas técnicas y formas en que los padres pueden utilizar para brindar una alimentación sana.

La especialista Verónica Nieblas explicó que la obesidad infantil es una enfermedad progresiva, la cual es causada principalmente por acumulación excesiva de grasa principalmente en el abdomen, ante la cual existe falta de responsabilidad en los padres.

“Nosotros como padres tenemos la obligación de mantener un peso ideal en nuestros hijos, pero es importante destacar que se puede prevenir desde la etapa prenatal. La madre debe llevar un control durante y después del embarazo, y la forma en que se alimenta al bebé es un factor clave. Desde ese momento yo ya tengo que tener el objetivo de cuidar la salud de mi hijo”.

La psicóloga clínica Cecilia Alvarado Acosta destacó el problema de salud pública en que se ha convertido la enfermedad, que afecta de manera preocupante a la población infantil. “Abarca tanto aspectos biológicos como psicosociales. Pensamos que la obesidad son kilos de más, pero también depende de la parte emocional de la persona, pero también como madres y padres vamos a predeterminar la salud de nuestros hijos”.

Últimas noticias locales en los siguientes enlaces:

Noticias Guamúchil, Noticias Sinaloa

Algunas de las creencias que predominan sobre una apariencia saludable en los infantes, que fueron destacadas por las expertas, son la idea de que un niño robusto es un niño nutrido. “Al contrario, los va a empezar a afectar en la parte psicosocial, porque en el entorno escolar el sobrepeso que presentan los hace blanco de burlas, señalamientos, y eso empieza a afectar la parte emocional”.

La maestra de bachillerato expuso la importancia que juega la escuela en formar buenos hábitos para combatir la falta de  autocuidado en los alumnos. “Es difícil luchar contra las tortas, los tacos, las enchiladas, porque están riquísimos, y contra los refrescos, pero desde la materia de nutrición con la que cuentan algunas escuelas aprenden a nutrirse y hacer más balanceada su dieta”.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo