Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Pescadores se quedan sin tiburón y mantarraya

Los hombres del mar en el municipio están quedándose sin opciones de pesca, por tal motivo han optado por abandonar la pesca en espera que levanten la veda del camarón 

Guamúchil, Sinaloa.- Decenas de pescadores en La Reforma se encuentran preocupados por la poca cantidad de tiburón y mantarraya que se ha estado pescando desde el 1 del mes hasta la fecha. Asimismo, indicaron que los precios por kilo no son los deseados o necesarios para cubrir rápidamente los gastos que se efectúan al día.

PESCA DE TIBURÓN.
A partir del 1 del presente mes la veda de tiburón se levantó, desde entonces cientos de pescadores zarparon a alta mar en busca de capturar una buena cantidad de estos ejemplares, esto con la finalidad de obtener recurso y poder subsistir en espera de la pesca de camarón.

Fotos: Caleb Melendres/EL DEBATE.

De acuerdo con Édgar Iván Zaragoza Bojórquez, pescador de La Reforma, comentó que la producción no es constante, pueden pasar dos o tres días sin tener una buena captura.

“Existen días buenos y días malos, por ejemplo, teníamos tres días sacando para la pura gasolina, hasta ahora (ayer) que agarramos un poco, y mañana quién sabe, necesitamos alrededor de 30 kilos para pagar la pura gasolina, pues al día gastamos hasta los mil pesos en combustible”, comentó el pescador Zaragoza Bojórquez. Agregó que además de esto se requiere de una buena cantidad de hielo, con la finalidad que las altas temperaturas no afecten la calidad de la carne.

“Tenemos que sacar el tiburón y rápidamente meterlo en agua con hielo, esto para que el calor no afecte la carne y que no nos hagan muy grande la rezaga”, manifestó el pescador de La Reforma.

MANTARRAYA.
A la par del tiburón, la pesca de la mantarraya también se dio inicio a partir del 1 del presente mes; sin embargo, el panorama es igual o peor. “Ocupamos mil pesos o un poco más para salir a pescar la mantarraya, hay días que sale pero otros días no. Aquí nos dijeron que ya no nos podrán recibir la producción. La persona que nos estaba recibiendo es el comprador más fuerte, pero se encuentra con las bodegas repletas de manta del año anterior, ha estado complicada la venta, entonces lo que él quiere es sacar todo el producto para limpiar y tener espacio ahora que se aproxima la pesca de camarón”, comentó Héctor Saúl López Castro, pescador en la sindicatura La Reforma, Angostura.