Guamúchil

Mejora volumen de las presas tras lluvias copiosas en Sinaloa

El dirigente de la CNC informó que estarán esperando más precipitaciones como la del miércoles en el estado.

Por  El Debate

Guamúchil, Sinaloa.- La lluvia del pasado miércoles por la noche no solamente dejó casas inundadas en la ciudad de Guamúchil, sino que dejó alrededor de 40 millones de metros cúbicos almacenados en las presas como la Eustaquio Buelna y Adolfo López Mateos, esta última, de donde se surten los módulos de riego en Salvador Alvarado y Angostura. Samuel López Angulo, presidente de la Liga de Comunidades Agrarias en Sinaloa, informó que si bien es una gran cantidad, aún se requiere de más agua para tener cubierto al cien por ciento el ciclo venidero.

El líder campesino dejó claro que a pesar de haber sido una torrencial lluvia la del miércoles, las presas apenas registraron un almacenamiento normal. Por lo antes mencionado, los productores aún están esperando las lluvias, sobre todo de este agosto, el mes con más precipitaciones.

La captación de agua en las presas sí hubo una recuperación, entró un volumen de agua, hablamos de 40 millones de metros cúbicos en la presa López Mateos, aquí en la Eustaquio Buelna también registró un pequeño aumento por estas últimas lluvias”, ponderó.

Además de las captaciones en las presas, la lluvia generó las condiciones aptas para que todo aquel productor temporalero esté listo para su inicio de siembra. 

Desafortunadamente quien ha sembrado sorgo en temporal está batallando con la plaga del ‘chapule’. López Angulo mencionó que no todos los años se ha presentado la plaga; ante esto, la JLSVVE ha iniciado con un trabajo de eliminación del ‘chapule’. 

El dirigente de la CNC en Sinaloa puntualizó que para el productor todo el tiempo el agua es benéfica y más cuando se está por iniciar la distribución del vital líquido.

Samuel López Angulo argumentó: “Se han abierto ventanillas para registrarse en agricultura por contrato y aprovechar así un paquete tecnológico para el tema del ajonjolí. Éste siempre se ha sembrado, pero las condiciones, como un precio piso y el apoyo o compromiso de la misma compañía para apoyar con 2 mil pesos por hectárea como apoyo al corte y flete, deja aún una mejor opción. Este año la gente está animada de que verdaderamente les vaya bien, tienen las esperanzas que llueva en estos meses, pero como dicen en los ranchos, ‘septiembre es el que las da o las quita’, ya veremos”, comentó.

Aún se desconoce cuántas hectáreas se destinarán para este ciclo, ya que aún falta más almacenamiento de agua en las presas.