Guamúchil

Prevalecen casas de lámina en algunas colonias de Guamúchil

En el municipio de Salvador Alvarado existen habitantes que han carecido de una vivienda de material por años.

Por  Esmeralda Ivonne Bañuelos Rodríguez

En Guamúchil aún siguen existiendo las casas de lámina.(EL DEBATE)

En Guamúchil aún siguen existiendo las casas de lámina. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Bajo un árbol se encontraba la vecina de la colonia Insurgentes para pasar el calorón, porque su casa es de lámina. Es una de las 100 viviendas que se estima prevalecen en estas condiciones en la urbe de Salvador Alvarado.

Casas hechas con material de lámina, madera, hule y cartón son la viva imagen de la cruda realidad que viven decenas de familias en Guamúchil. Los tejabanes resaltan entre las viviendas de concreto e incluso entre enormes construcciones modernas. Son los contrastes llamados “desigualdades”. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De acuerdo con los últimos informes del Consejo Nacional de Evaluación de la Pobreza (Coneval), existen en el municipio de Salvador Alvarado más de 400 familias con carencias en vivienda, de las cuales se estima que un promedio de 100 no son de material de concreto, sino de lámina sostenida con madera y otros materiales. 

Y aunque no se puede afirmar la cifra exacta de cuántas personas viven en estas condiciones, debido a que hasta el momento no existe un registro oficial del Ayuntamiento sobre las condiciones de la viviendas, la realidad es que se encuentran diseminadas tanto en las colonias más antiguas de Guamúchil, periferias e incluso en el Centro. 

Debido a que el municipio no se caracteriza por zonas de marginación marcadas, las viviendas “pobres” se pueden encontrar en sectores con un nivel económico alto o medio, pero irónicamente son los habitantes más necesitados los que menos solicitan apoyos en vivienda ante el Ayuntamiento de Salvador Alvarado, así lo confirmó el titular de la oficina de la Secretaría de Desarrollo Social, Luis Antonio Higuera. 

De acuerdo con el enlace de Sedeso, actualmente la solicitud de vivienda es muy baja, dos por mes, porque no habrá apoyo federal este año. “La demanda en apoyos para vivienda aumenta mucho cuando la gente se entera de que habrá un programa; pero mientras, no”, expresó el funcionario.

De acuerdo con la información recabada, se pudo confirmar que no se ha realizado un censo real de las condiciones de vivienda en las Administraciones de Gobierno y que históricamente no se han construido más de 200 casas de parte de los Gobiernos municipales.

La aplicación de los programas de vivienda en los Ayuntamientos no ha tenido el uso más justo, ya que los más necesitados no siempre son la mayoría de los beneficiarios. 

Por fuentes fidedignas se pudo conocer que ha persistido el influyentismo para acceder a una casa, aunque el solicitante ya cuente con una y perciba un salario superior al requerido en el programa.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo