Guamúchil

Quédate En Casa no aplica para todos debido a la necesidades

Pescadores de La Reforma, Angostura aseguran que esta frase no aplica en muchos de los hogares debido a que viven al día y bajo riesgo salen en busca del sustento familiar.

Por  Bardo Villa Castro

Fotografía ilustrativa.(EL DEBATE)

Fotografía ilustrativa. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Pescadores ribereños de La Reforma aseguran que están conscientes de la situación que se vive no solo en el municipio sino en todo el mundo y de los riesgos que corren pero la frase que promueven las autoridades de Quédate en Casa, no aplica en muchas de las familias dado a que la necesidad de alimento es mucho más grandes y por tal motivo, tienen que salir en busca de ello.

Luis Rey López Soberanes manifiesta que la situación está tan crítica que tienen que salir forzosamente a buscar qué comer, pues si se quedan en casa nada les va a llegar, al contrario, se van a morir de hambre.

"El gobierno no nos manda nada, solo nos manda decir que nos enciérremos y aquí en el mar le tiene que buscar uno para salir adelante, no hay de otra y la familia espera que uno lleve qué comer.

Aquí en La Reforma hay mucha necesidad y la verdad no estamos para quedarnos en casa, claro, salimos en busca del sustento con riesgo pero cuidándonos también porque tenemos que sacar a la familia adelante. Si nos encerramos no vamos a tener para pagar los recibos de luz y agua que llegan y esos no la perdonan", expresa Luis Rey López Soberanes.

Por su parte, Antemio Mejía Félix, comenta que gracias a Dios esto del Coronavirus no ha desatado el pánico en la ciudadanía de La Reforma, pues durante el día realiza sus actividades normales pero en la noche sí se nota que todos se meten a sus casas a temprana hora.

"Aquí la vida sigue y la gente realiza sus trabajos normales pero con precaución, a diferencia de meses atrás hoy se ve poca gente en las calles y así estamos todos, venimos a ratos a los negocios y ya luego nos vamos a las casas a resguardarnos, no vaya ser la de malas.

La ciudadanía está muy consciente de la problemática que hay pero pues tiene que trabajar, hay mucha necesidad, la mayoría está a día con lo que saca del mar y no puede detenerse, salen en busca de diferentes productos con el riesgo que esto implica pero en realidad no tienen mucho problema porque van dos en cada panga y allá en el agua están distantes unos de otros, no hay aglomeraciones que es lo que están tratando de evitar las autoridades.

La gente está llendo a la jaiba, al botete, al caracol, a la lisa, entre otras especies y todos se reparten. El hombre sale al mar en busca del sustento y su familia pues a resguardarse en casa y lo bueno de esto es que la mayoría de la gente está agarrando el rollo de cuidarse, muchos traen su gel antibacterial pero las actividades no se detienen porque hay que trabajar para comer", señala Antemio Mejía.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo