Guamúchil

Quiere ser una gran ingeniera civil

La abanderada de la escolta está a punto de graduarse de bachillerato.

Por  Esmeralda Bañuelos

La abanderada de la escolta del CBTis 45, Kiara Sánchez Mejía.(EL DEBATE)

La abanderada de la escolta del CBTis 45, Kiara Sánchez Mejía. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- La abanderada de la escolta del Centro de Bachillerato Tecnológico, Industrial y de Servicios (CBTis) número 45 en Salvador Avarado, Kiara Sánchez Mejía, tiene claro su futuro profesional: ser una ingeniera civil. Está preparada y segura de dar el próximo paso a su futuro.

La estudiante de 18 años cursa su último año escolar de bachillerato, donde ha sido destacada alumna y miembro de la honorable escolta, que le mereció grandes logros en concursos estatales y nacionales. “Hemos sido una escolta bastante unida, que logramos el cuarto lugar a nivel estatal, pero más que nada el mayor logro son las experiencias ganadas.” Considera que la actitud tiene mucho qué ver si se quieren lograr las metas.

“Me gusta ver el lado positivo de las cosas, esforzarme al máximo para ver un buen resultado”, expresa. Además de su responsabilidad en la escolta, practica volibol, lee, estudia para el próximo examen de ingreso a la universidad, y también ha intentado aprender instrumentos musicales. Esta hiperactividad es lo que la ha mantenido enfocada y con una visión a futuro.

A pesar de que la tecnología ha rebasado a los estudiantes, la alumna ve que en la comunidad estudiantil en el fondo sí buscan el  conocimiento. “Ser un buen estudiante no solo es participar en las actividades escolares, sino también abrirse a nuevos horizontes, y claro que las calificaciones importan. No ser totalmente excelente, sino destacar en algo que a ti te guste”.

El próximo sábado será el día que marque el futuro profesional de Kiara. “Escogí  la carrera de Ingeniería Civil, siento una facilidad hacia las matemáticas, y eso creo que me va a ayudar en la profesión. A pesar de que la carrera de Ingeniería Civil está integrada en su mayoría por hombres, a la joven estudiante no le quita el sueño el enfrentarse a comentarios machistas.

“Estoy bastante consciente de los retos que implican mis decisiones a futuro, he escuchado que me van a tratar diferente por ser mujer, pero yo creo que en una carrera que no tiene que ver con el género. El ingeniero es un guía para que las cosas salgan bien”.