Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Región del Évora preparada para la temporada de lluvias

GUAMÚCHIL

Guamúchil, Sin.- Las coordinaciones de Protección Civil de la región del Évora están preparadas para enfrentar la temporada de lluvias, así lo dieron a conocer los encargados de las mencionadas áreas.

Mocorito y Angostura son dos de los municipios que están con algunos problemas, pero no de planeación, sino de construcción, pues desde el pasado mes de septiembre, con el paso del huracán "Manuel", se cayeron puentes y a la fecha no han sido repuestos. La mencionada situación tiene preocupados a los responsables de Protección Civil, esto debido a que si llegan corrientes fuertes no habrá forma de pasar por estos puentes.

Mocorito. En el Pueblo Señorial quedaron severamente dañados dos puentes: el de El Palmar y el de El Progreso.

Valentín Alapizco Arce, coordinador de Protección Civil, declaró que con la llegada de la temporada de lluvias es de suma importancia que los ciudadanos atiendan las indicaciones que se les estén informando, pues de esto depende la vida.

Exhortó a quienes viven en las zonas serranas, que en caso de que tengan que cruzar un arroyo o río tomen sus precauciones, pues en años pasados se han tenido pérdidas humanas por querer ganarle a la corriente de agua.

"Nos preocupa principalmente la gente de El Valle y San Benito, en estos arroyos hemos tenido decesos a causa de que se confían e intentan cruzar", señaló.

Resaltó que los niveles de los arroyos tardan en bajar su cauce tres horas.

Boca de Arroyo, Rancho Viejo, Pericos, Caimanero, Recoveco, Potrero de los Sánchez, Estación Retes y Zapotillo son de las 15 comunidades que corren riesgos al momento de llegar lluvias fuertes.

Angostura. En tanto, Jesús Manuel Castro Meza, encargado de Protección Civil en el municipio costero, mencionó que las comunidades que están en el Atlas de Riesgo son 22.

Chinitos, Rafael Buelna, Palmitas, Alhuey, Batamotos, La Reforma y Costa Azul son algunas de ellas.

Una de las prioridades en caso de emergencia es la Playa Colorada, esto debido a que cuenta únicamente con una entrada y salida, a esto se le suma que está rodeada de granjas acuícolas.

"Es donde corren más riesgo de todo Angostura, en los demás lugares es porque hay algún dren cerca de las comunidades, en la semana estaremos visitando Batamotos, porque la gente ya pidió que se desazolvara, e iremos a solucionar esto", indicó.

Entre Cruz Roja, Seguridad Pública, el Ayuntamiento y Protección Civil suman más de 400 voluntarios.

En este municipio se está coordinado con los síndicos de cada localidad.

"Contamos con el apoyo de los síndicos, como Protección Civil no podemos andar en todas las áreas, cada sindicatura sabe qué hacer en caso de emergencia", subrayó.

Ganadería. Israel Inzunza Ureta, presidente de la Asociación Ganadera Local de Salvador Alvarado, señaló que la lluvia no fue generalizada, pero con la que cayó ya se pusieron a arreglar las represas, además, dijo, se puede remover la tierra para sembrar la pastura.

"Andamos dándoles servicio a las represas para contrarrestar la sequía, si llueve más agarrarán agua y tendremos para el tiempo de sequía, qué bueno que ya empezó a llover, la gente ya se mira arreglando los tractores para iniciar los trabajos para la pastura", resaltó.

Agricultura. Los hombres del campo mostraron optimismo ante la lluvia registrada el pasado viernes.

Samuel López Angulo, presidente del Comité Municipal Campesino número 20 de Salvador Alvarado, resaltó que es un buen inicio de la temporada de lluvias.

"Esto es un buen inicio, marca muy bien para nosotros los productores, principalmente para los temporaleros, porque vamos a empezar a labrar la tierra", explicó.

Aseguró que en el municipio no se presentaron afectaciones, esto debido a que la superficie que queda por cosechar es mínima.

"El sorgo primavera-verano es el que está en tiempo de cosecha, pero ya es poco el que queda, si pega el sol fuerte lo que queda en dos días puede quedar trillado, como van empezando las lluvias no es mucho el daño", resaltó.

Destacó que a pesar del pesimismo que hay por los precios del grano, ahorita están "alegres", pues para que haya una buena cosecha tiene que haber una buena lluvia.

"Para los temporaleros es muy importante esto, estamos con buen ánimo, ojalá que la lluvia no baje, para así que nos vaya bien", acentuó.

Los granos que se sembrarán en la temporada serán sorgo y ajonjolí.

En Salvador Alvarado se siembra un 70 por ciento en lo que respecta al ciclo primavera-verano.

Mientras que el 30 por ciento es de otoño- invierno; en éste predominan el garbanzo y el cártamo.