Guamúchil

Satisfecho por haber cumplido su labor de padre

El mayor logro para un padre es ver a sus hijos crecer y que se conviertan en profesionistas, expresa el profesor jubilado Rodolfo Partida Hernández.

Por  El Debate

Rodolfo Partida Hernández, padre de familia.(EL DEBATE)

Rodolfo Partida Hernández, padre de familia. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Lo más satisfactorio para un padre es ver crecer a los hijos y se conviertan en profesionistas, expresa el padre de familia Rodolfo Partida Hernández.

El hoy profesor jubilado, Rodolfo Partida Hernández, fue padre a los 26 años. “Al nacer mi primer hijo empezó una historia maravillosa junto con mi esposa, al ver crecer a mi primer hijo, pero también se pone uno a pensar cómo va a seguir la ruta de la responsabilidad como padre, la necesidad de los hijos, cuando se enferman”, relata.

En aquel entonces el recién papá, Rodolfo Partida, se las vio difícil para sacar adelante a su familia, porque no tenía muchas horas de trabajo y tenía que buscar la manera de afrontar su responsabilidad como sustento de la familia. Además de las necesidades que pasaba, le llegó la mala noticia de que el trabajo en el Banco Rural se terminaba. Y así fue como se incorporó al Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa, donde fue profesor durante más de 30 años. Y aunque tenía pocas horas, el padre de familia aguantó, porque su prioridad era contar con los servicios médicos para su familia. “Fue lo que me sacó adelante, porque los niños siempre se enferman y no tenía el recurso suficiente para atenderlos”, recuerda el hoy maestro jubilado.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

A sus 63 años y a pesar de su ardua labor como profesor por décadas, aún está activo como director de un plantel de bachillerato. Pero el logro más grande de su vida no ha sido laboral ni académico, sino el papel que ha desempeñado como padre de sus dos hijos, hoy profesionistas, Dorian Osiris y Rodolfo Alfredo Partida.  

El deber de todo padre debe ser educar, y la cercanía con los hijos es la base para que la buena comunicación con ellos no se pierda, expresó. “Me siento satisfecho en el sentido de que se les dio la libertad a mis dos hijos y el apoyo para que estudiaran, y se logró el objetivo principal. Ellos eligieron su carrera, la sacaron, y actualmente están trabajando en lo que ellos realmente estudiaron. Esto es lo más preciado para un padre, verlos consolidados como profesionistas”. Considera que en los tiempos actuales se presenta un mayor distanciamiento entre los hijos y los padres a causa de los distractores como la tecnología, porque antes era más el trato y la convivencia, y esto se está perdiendo, lamentó.  

El ingeniero agrónomo de profesión por circunstancias de trabajo no tuvo todo el tiempo que hubiera querido para pasar con sus hijos. “Me hubiera gustado tener más acercamiento con ellos, pero nunca me han reclamado esta falta de tiempo, pero siente uno que faltó algo”, reflexiona al concluir la entrevista.