Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guamúchil

"Se le está perdiendo el respeto al maestro"

Debido a que se ocupaban docentes, en cuanto salió de la preparatoria empezó su carrera en el aula

Por: Bardo Villa

"Se le está perdiendo el respeto al maestro" | EL DEBATE

Guamúchil., Sinaloa.- Transcurría aproximadamente el año de 1970 cuando en México, Sinaloa y la región del Évora se necesitaban maestros para forjar la educación de niños y jóvenes. Ahí fue cuando Jesús Alejo Ramírez Sánchez aprovechó el momento y tras terminar sus estudios de preparatoria, entró al Instituto de Capacitación del Magisterio y sin imaginarlo luego luego empezó su carrera como docente.

Jesús Alejo Ramírez Sánchez.

“Empecé joven, porque se necesitaban maestros, y pues le empezamos a dar en la escuela tradicional.
No fue mi caso, pero en aquellos años se comentaba mucho de que antes en cuanto terminaba uno de estudiar sexto grado ya podía dar clases si quería, esto era por la urgencia de maestros, pero poco a poco fueron cambiando las cosas y a mí me tocó la época de la preparatoria.
Fui a la supervisión escolar porque algunos de mis compañeros me dijeron que había oportunidad de ser maestro, gracias a Dios me acomodaron y empezamos a dar clases en el nivel primario.
En mis inicios en la educación recuerdo que me dieron los primeros y segundos años, para que fuera agarrando experiencia, ya después se vinieron tiempos mejores.
La educación en aquellos años era muy diferente a la actual, nosotros le enseñábamos a los niños con el método global, que era muy distinto a lo de ahora, pues me tocó parte de la Reforma Educativa pero en sus inicios, no a como está ahora.
Duré más de 30 años dando clases, y hoy ya estoy retirado de las aulas y solo me quedan bonitos recuerdos de cuando daba clases en El Llano, Angostura, El Valle del Carrizo y en Campo Plata, en los niveles de primaria y secundaria. En aquel entonces los maestros teníamos nuestros propios métodos de enseñanza, imponíamos disciplina en el salón y todos aprendían porque aprendían, el maestro estaba más libre para aplicar sus enseñanzas, era cuando alumnos y padres de familia realmente valoraban al maestro.
Hoy en día se perdió todo eso, al maestro lo ven como un ciudadano normal, lamentablemente ya no hay respeto.
En la escuela tradicional se hablaba mucho de que el maestro castigaba a los alumnos para que aprendieran, pero en realidad las cosas no eran así, uno sí aplicaba correctivos pero con quien se lo merecía, y esa era una forma de imponer respeto y disciplina en el aula. Hoy no se les puede hablar fuerte porque el maestro ya tiene problemas, y eso es lamentable y lleva a la pérdida de valores”, argumenta el profesor.

En esta nota:
  • Semblanza
  • Día del Maestro