Guamúchil

Ser policía, profesión que implica vocación y un riesgo

En Salvador Alvarado se ha visto que la gente poco a poco se ha integrado y se busca limpiar la imagen.

Por  Ramón López

Ser policía se ha convertido en una profesión que requiere una ardua preparación.(EL DEBATE)

Ser policía se ha convertido en una profesión que requiere una ardua preparación. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- Ser policía es sinónimo de entrega y vocación, de servir a la sociedad y salvaguardar la integridad de la población, así como enferntarse día a día a situaciones que no cualquiera podría asimilar, siendo la carrera policial un constante riesgo y aún así, los agentes están dispuestos a continuar sirviendo al pueblo, es por ello que se les reconoce su labor como cada año, el día 15 de junio, el Día del Policía.

De acuerdo con el director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Salvador Alvarado, Jaime David Silva García, antes que ser policía, el elemento es un ciudadano y son personas que tienen las mismas necesidades y obligaciones que cualquier otra, que tienen hijos y familia, pero además tienen una vocación de servicio muy particular y que actualmente, a pesar de la mala reputación que se ha creado alrededor de los agentes, luchan por cambiar esta situación ante la sociedad para que la gente se dé cuenta que están para servirles como cualquier otro funcionario público, con la diferencia de que cuentan con una capacitación y una capacidad muy especiales.

Señala que la mayor preocupación de un policía es perder el activo más importante que tiene, que es la vida, pero al ejercer esta profesión, también están en juego algunos otros aspectos, como lso compañeros de trabajo y la familia, pues una persona que se dedica a una actividad de alto riesgo corre el riesgo de no regresar a casa, “para nosotros es importante que las personas tomen en cuenta eso, que el agente de policía está dispuesto a poner en riesgo su vida, su estabilidad familiar y patrimonial inclusive”.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Actualmente, la mayor problemática que existe para las corporaciones municipales es el déficit de elementos y Salvador Alvarado no es la excepción, pero Silva García comenta que esto se puede ver tanto como una problemátcia o una oportunidad, ya que les están proporcionando herramientas para contar con gente más capacitada y preparada, pero sobre todo confiables, para que estén en las calles y se ha visto que a gente poco a poco se empieza a integrar.

“Estamos hablando que necesitamos más del doble de los que tenemos ahorita, ese es un proceso tardado, no es tan sencillo, las personas que entran a la corporación tienen que tener características especiales, particularmente de confianza, capacidad física, intelectual, ya la ciudadanía nos obliga a ejercer el servicio público policial de manera profesional, estamos sujetos a condiciones legales diferentes a las que teníamos hace muchos años y tenemos que adecuarnos”, expresa.

El titular de la corporación señala que siempre busca estar en contacto con los elementos y conversar con ellos, por lo que en este día quiere externarles su reconocimiento al esfuerzo y entrega que ponen diariamente en su trabajo al estar en la calle enfrentadno delincuentes y personas que tratan de menospreciarlos, pero aún así, los elementos tratan de servir con respeto y profesionalismo, “en ese reconocimiento quiero acentuar a las familias de ellos, pues están al pendiente de sus esposos y sus esposas, a sus hijos que están esperándolos en casa yo quiero hacer también un reconocimiento a estas personas que forman parte de la familia de la Policía Municipal”.

Por otra parte, el director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Angostura, Sergio Lagunes Inclán, manifiesta que el compromiso de un policía hoy en día, es el de servir a la sociedad con la oportunidad de tener un desarrollo profesional garantizado, pues los agentes se están preparando de manera muy distinta a como se hacía años atrás y su perfil de ingreso es, cuando menos, con nivel preparatoria, contando con muchos policías que son profesionistas o tienen carrera trunca y muchos de los que están activos cursan alguna licenciatura, por lo que el desarrollo profesional de los policías es algo que está por delante de muchas cosas.

En cuanto al déficit de elementos, el director explica que la norma internacional indica que deben contar con un mínimo de 150 policías, pero actualmente cuentan con 80, siendo un mínimo de 70 los que faltan en el municipio costero, “lo ideal es otra cosa, quisiéramos tener 200, pero el mínimo es de 70 policías y se está trabajando para eso; ya tenemos ahorita 12 elementos que están pendientes de ser evaluados en el Centro de Control y Confianza y tenemos otros siete expedientes que están siendo integrados”.

Asimismo, hace la invitación a los jóvenes angosturenses para integrarse a las filas de la corporación, pues una vez dentro hay oportunidad de desarrollo ya que la tendencia es que mejoren la atención de todos los policías.

Lagunes Inclán explica que cuando les gusta el trabajo las cosas no con tan difíciles, pero en este caso, lo difícil es que salen de sus casas y no saben si regresarán, pues el simple hecho de portar un arma es ua situación que vulnera tanto al que la trae como al que está junto a él.

Finalmente, señala que tiene un mes y medio laborando en el municipio de Angostura y en este tiempo que los ha observado se siente bien y contento del trabajo que los agentes policiacos llevan a cabo, “son buenos elementos y les pido que así como lo estamos haciendo, sigan confiándole a la sociedad porque requerimos policías comprometidos, así como los he observado aquí en el municipio”.