Selecciona tu región
Guamúchil

Su valor al servicio lo ha llevado a permanecer como comerciante en Guamúchil

Arnulfo Meza López incursiona en el comercio por más de 40 años con su propio negocio de refacciones automotrices en Guamúchil

Por Liza López

-

Guamúchil, Sinaloa.- El mundo de los empresarios nunca ha sido fácil, y el señor Arnulfo Meza López lo sabe, pues por más de 40 años incursiona en este rubro con su propio negocio de refacciones automotrices en Guamúchil.

Arnulfo Meza nació en el año de 1958 en el poblado de Tabalopa, Mocorito, donde vivía junto a sus padres y sus nueve hermanos. A la edad de cinco años, la familia se mudó a Guasave, donde cursó su preparación escolar, específicamente en el pueblo de Batamote. Debido a sus circunstancias y necesidades personales, a la temprana edad de 14 años el joven Arnulfo emigró hacia Estados Unidos. Estuvo allí aproximadamente cuatro años trabajando arduamente para tener una mejor vida.

Cuando volvió, se estableció en Guamúchil y encontró trabajo en la agencia Ford, donde trabajó un lapso de 10 años. “Ahí empecé desde abajo, en el área de refacciones, ya después fui gerente de refacciones”, contó mientras viajaba en los recuerdos de su memoria.

Leer más: DIF Salvador Alvarado inicia la "Gira de Reyes" en comunidades

Durante ese tiempo, el joven Arnulfo aprovechó para completar sus estudios escolares, como la secundaria, el bachillerato y su carrera universitaria.

En el año de 1982 presentó su renuncia a la agencia Ford para dedicarse al establecimiento de su propio negocio de refaccionaria. La idea surgió debido al gusto por las ventas: “Todo el tiempo me gustaron las ventas y las relaciones con los mecánicos. En la agencia Ford fui vendedor foráneo y proveedor de refaccionarias, y eso me gustaba”, comentó apasionadamente.

Actualmente, con más de 40 años en el ámbito empresarial, el negocio de refacciones ha vivido altas y bajas, pues la pandemia de Covid-19 generó una baja demanda de productos. El señor Arnulfo tuvo que hacer recorte de personal e implementar estrategias para mantenerse a flote. “Durante la pandemia nos limitamos mucho. Gracias a Dios no tuvimos que cerrar pero había que desinfectar el local a cada rato, y recorte personal”, explicó apesadumbrado.

Sin embargo, con el positivismo siempre en alto continuó sacando adelante su comercio. “Nunca quise tirar la toalla ni renunciar. Con todos los daños que ha habido, no nos ha afectado en todo”, destacó.

Pocas personas tienen una fe como la de Arnulfo, pues pese a los obstáculos, siempre consigue reunir la fuerza para avanzar, como en el caso de su reciente cirugía de garganta. Hace tres años, le diagnosticaron un tumor en esa área, por lo que tuvieron que extirparle una cuerda vocal para despejar el peligro. Ante ello, el empresario expresó con dificultad: “Esto me cambió la vida 180 grados, pues ahora requiere muchos cuidados. 

A pesar de ello, Arnulfo está agradecido y maravillado, ya que según su médico, de 100 personas que presentan ese tumor, solo una logra quedarse con la habilidad de hablar. Debido a ello, el propietario debe acudir al médico cada seis meses a una revisión de rutina para comprobar su bienestar. No obstante, esto no detiene sus ganas de trabajar y salir adelante, pues todos los días se presenta en su oficina “aunque sea un ratito”.

Con 64 años de edad, y por restricciones médicas, el señor Arnulfo planea retirarse este año junto a su esposa, Maricela Acosta López, quien siempre lo acompaña en sus jornadas laborales. Sus deseos son viajar y descansar, “recuperar el tiempo perdido con mi familia”, expresó. 

Este aguerrido comerciante aconseja a los nuevos y no tan nuevos empresarios que tengan empeño, antes de comenzar a asesorarse como es debido. Exhorta de igual manera a cuidar a los colaboradores, motivarlos con salario y atenciones, hacerlos sentir que ellos también son dueños del negocio.

Leer más: Dan de alta a 25 pacientes Covid-19 en Salvador Alvarado y 2 en Angostura

Pero sobre todo: “Hay que ser muy consistentes en esto. No te vas a hacer rico de la noche a la mañana, pero tu constancia es la que va a brillar, tarde o temprano. Que sepan que aquí le echamos todos los kilos”, finalizó con una sonrisa.

El dengue azota en Sinaloa y agrava los riesgos de salud con el Covid-19
Síguenos en