Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Una esperanza de escuchar la libertad

GUAMÚCHIL

00

00

Costear el pasaje del camión, un largo y caluroso camino y revisiones de ingreso, forman parte de la odisea que cada martes, jueves y domingo de la semana tienen que resistir los familiares de los reclusos en la Cárcel Regional del Évora para tener un acercamiento con sus familiares durante su estancia en el penal.

128 internos, entre ellos 10 mujeres, se alistan con la ilusión de que sus familiares entren al reclusorio a visitarlos y pasar un tiempo con ellos, lamentablemente no siempre es así, también hay quienes no han recibido una visita durante el largo tiempo que tienen recluidos en el Cecjude.

Esfuerzo. Los días de visita los automóviles empiezan a arribar al penal, al igual que los camiones que realizan su parada a casi 100 metros de la puerta de acceso para bajar a las personas que por una u otra razón tienen a algún familiar dentro del centro penitenciario.

Hay que lidiar con bolsas del mercado con contenedores repletos de guisados, frutas, galletas, refrescos, golosinas y dinero que guardan en donde nadie pueda meter mano. La gente que llega de visita carga con todo eso para hacerle la vida un poco más cómoda al pariente que está preso. Acto seguido, presentan su credencial de visitante, revisan sus bolsas de mandado y los pasan a un lugar privado, donde se les realiza una revisión corporal; un largo camino dentro de las instalaciones siguen recorriendo hasta llegar a las carracas donde se encuentran sus seres queridos.

Apoyo. Tal es el caso de los familiares de Juan Carlos Leyva Albarrán, un joven de 29 años de edad, quien ingresó al reclusorio desde hace aproximadamente cinco meses acusado por robo; su esposa y sus dos hijos, de 14 y 8 años de edad, lo visitan una o dos veces por semana desde el ejido Protomártir, del municipio de Angostura.

Todos los días Leyva Albarrán se levanta desde las 06:00 horas, se baña y se pone su mejor atuendo; los días de visita lo hace con la ilusión de que sus familiares lleguen a pasar el día con él.

Es jueves cerca de las 09:00 horas, y para su sorpresa, desde lejos los ve llegar, su gesto en la cara es como el de un niño con un juguete nuevo, es un abrazo con una felicidad enorme el que se brindan, puesto que pasar entre cuatro paredes sin tener contacto con ellos en varios días es una agonía, en donde tiene que aprender a vivir sin ellos y de la mejor manera posible.

Pollo, carnes rojas, frutas y verduras, un poco de dinero, etc., es lo que la familia del interno lleva consigo para apoyar su estancia y facilitarle un poco la vida dentro del penal. "Mi esposa siempre me trae lo que puede, yo le agradezco mucho y no le exijo absolutamente nada, sé que es muy difícil para ella sostener a la familia sola", comentó.

Actividades. Durante el día toman lugar en una de las bancas localizadas en el interior y pasan la tarde platicando y conviviendo entre ellos, comen algunas golosinas, él juega con sus hijos y les brinda su cariño al menos por algunas horas, sin embargo, el tiempo se les agota, pues el día de visita ha culminado, son las 15:30 horas y sus seres queridos empiezan a despedirse. Los ojos del recluso se tornan brillosos y la nostalgia se le viene encima, pues no sabe hasta cuándo los volverá a ver. Ahí, en la despedida, el preso, uno de los más extrovertidos, ya no parece el hombre hiperactivo que se emociona, se indigna, se altera al contar su historia, sino el preso que, tras el breve contacto con el mundo exterior, se siente de nuevo encerrado y abraza a quien ha compartido con él unas horas como si quisiera retener algo de su libertad.

Contraparte. En la otra cara de la moneda se encuentra Juan Michel Alcántara Martínez, un joven de tan sólo 20 años de edad, oriundo del Distrito Federal, quien arribó a manera de aventura al municipio de Angostura y decidió continuar su vida en el estado de Sinaloa; para su mala suerte, fue recluido al penal presuntamente por robar una motocicleta.

Alcántara Martínez en los nueve meses que lleva recluido en el penal de Angostura nunca ha recibido una visita de sus familiares, la distancia y los problemas económicos de sus parientes no le permiten convivir con ellos ni siquiera unas cuantas horas.

Indiferencia. Para él los días de visita son los menos deseados, pues ninguno tiene diferencia, ya que cada martes, jueves y domingo el sentimiento lo abraza al ver que la mayoría de sus compañeros reciben con gran alegría a sus visitantes para pasar el tiempo con ellos.

El joven argumenta que sólo trata de vivir de la mejor manera posible y trata de unirse con sus compañeros, de esa manera pretende seguir adelante y hacer un poco menos pesados sus días hasta completar una sentencia de 10 años.

Lucha diaria. Se gana la vida realizando algunas actividades, como lijando madera, lava los trastes, ayuda a la limpieza y en ocasiones realiza algunas pulseras y otros artículos, los cuales vende a los visitantes para sacar un poco de dinero y sobrellevar su existencia; "es muy triste que la gente esté recibiendo a su familia, e incluso en días como Navidad, mi cumpleaños, Año Nuevo, siempre la paso solo, casi siempre me junto con amigos que hago aquí mismo y convivo con ellos para no pasarla tan mal", dijo el joven con tristeza en sus ojos.

Por otro lado, argumentó que no todo ahí adentro es malo, pues los tratan muy bien, les dan dos comidas al día y también les dan la oportunidad de tomar algunos talleres; está a punto de iniciar la preparatoria dentro del penal, lo cual es de gran importancia para él, ya que cuando se llegue la hora de readaptarse socialmente en el mundo exterior, esté un poco más preparado para seguir adelante.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/EsO2eE4TYMc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

<a href="https://twitter.com/DBT_Guamuchil" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_Guamuchil</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<div class="fb-like-box" data-href="https://www.facebook.com/DebateGuamuchil" data-width="600" data-height="400" data-colorscheme="light" data-show-faces="true" data-header="true" data-stream="true" data-show-border="true"></div>