Guamúchil

"Urge atender afectaciones en la escuela Urbana": López

Los techos se encuentran en muy mal estado, por lo que los salones sufrieron los estragos de las precipitaciones.

Por  Esmeralda Bañuelos

Así se encuentran las aulas de la escuela.(EL DEBATE)

Así se encuentran las aulas de la escuela. | EL DEBATE

Guamúchil, Sinaloa.- De nuevo se inundaron algunos salones de la escuela primaria Samuel M. Gil, conocida como la Urbana porque los techos se encuentran en muy mal estado desde hace años, y a pesar de que las autoridades educativas se comprometieron en atender esta problemática, no ha ha habido respuesta.

La directora de la institución, Ana Cristina López Lomelí, hizo un llamado urgente a las autoridades a atenderles, "la inquietud es porque ya estamos a casi un año de la visita del secretario de Educación Pública y seguimos en espera de los apoyos. Seguimos sin tener la visita del Instituto Sinaloense de la Infraestructura Física Educativa, no han levantado ningún censo del problema que hay. La solicitud está firmada por el secretario y aunque no nos dió una fecha específica confiábamos en la palabra de que la atención iba a ser pronto, por la necesidad que hemos tenido y que él confirmó en la visita, eso de pronto ya no fue".

Expuso las abundantes goteras en salones y en la oficina de dirección porque se va transminando el agua entre pared y pared. "El detalle más apremiante y lo que más apura es dónde voy a recibir a los niños el día lunes", externó. Además la barda que está por la calle Zaragoza está ladeada y corre riesgo de caerse con tanta humedad y es prioridad atender.

Fuertes afectaciones sufrió la institución educativa. / Fotografía: Daniel Ayala EL DEBATE

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

Personal que se encontraba en la escuela haciendo labores de limpieza, comentó que desde muy temprano se encontraba sacando el agua de los salones y el drenaje que se derramó por el pasillo.

A casi un año de la visita del secretario de Educación Pública y Cultura, en el pasado mes de noviembre, las madres de familia, alumnos y directivos expresaron su decepción porque confiaron en su palabra de ser atendidos, pero manifestaron que seguirán insistiendo para que se les apoye, porque solo quedan unos días para el regreso a clases y hay preocupación por las malas condiciones en que van a recibir a los alumnos.