Guamúchil

Van por los compradores de maíz quemado en Angostura

Miguel Sotelo Camacho, presidente de la Comisión de Agricultura, afirma que el objetivo es evitar incendios de soca.

Por  Bardo Villa Castro

Algunos predios agrícolas del municipio costero ya fueron trillados y hay maíz regado.(EL DEBATE)

Algunos predios agrícolas del municipio costero ya fueron trillados y hay maíz regado. | EL DEBATE

Angostura, Sinaloa.- Como en este tiempo la quema de soca se convierte en un verdadero problema incontrolable para muchos en Angostura, las autoridades municipales y el cuerpo de regidores ya están tomando cartas en el asunto y aseguran que hoy las cosas no se saldrán de control, pues para ello ya tienen planeada la aplicación de una fuerte sanción económica a quien sea sorprendido comprando maíz quemado, pues son los que motivan a las personas de las comunidades a incendiar los predios ya trillados.

El regidor Miguel Sotelo Camacho, quien por cierto es el presidente de la Comisión de Agricultura, manifiesta que tomarán esta medida debido a que lamentablemente el Congreso no ha emitido alguna ley que venga a regular esta antigua práctica.  

“Para ponerle solución al problema de la quema de soca, que año con año es grave en Angostura, nos dimos a la tarea de buscar documentos, y solo encontramos que había uno donde se formó un comité en administraciones pasadas que no tuvo efecto.

Entonces tuvimos que empezar de cero el combate a la quema de soca, y lo que vamos a hacer es meter en cintura a quienes realicen las compras del maíz quemado, éstas que hay en las salidas de varios ejidos.

Lo que queremos es que no compren el maíz quemado, pues así no motivarán a las personas a que vayan e incendien los predios trillados. Si sorprendemos a alguien que haga estas compras, la sanción económica que recibirá será del doble de lo que vale el producto, es decir, si la tonelada cuesta 4 mil 150 pesos y si ellos tienen una tonelada de maíz quemado, pues su sanción será de 8 mil 300 pesos, y en caso de no pagarlos ya veríamos cómo le hacemos, tal vez la persona iría a prisión.

Estamos actuando de esta manera porque la verdad el problema de la quema de soca que tenemos en Angostura es muy fuerte, ya que la misma necesidad que tienen muchas personas los obliga a hacerlo para agarrar un poco de dinero.

Claro, antes de emprender esta acción se lo vamos a notificar a los fiscales para éstos a su vez se lo hagan saber a los pequeños negocios que por años han comprado maíz quemado. Estos establecimientos normalmente están ubicados en La Esperanza, en San Antonio, Chinitos, Gato de Lara, Palmitas, entre otros lugares. A todos ellos les decimos que sobre aviso no hay engaño, y pues vamos a actuar”, afirma el regidor.