Guamúchil

Viajan en "La Bestia" con un morral repleto de sueños e ilusiones

GUAMÚCHIL

Por: Verónica Jacobo

Guamúchil, Sin.- Difícil es pensar que tres hombres luego de pasar un mes y medio a bordo de un tren, conserven su sonrisa. Las marcas del sol en su cara, la ropa sucia, el viaje largo y demás adversidades a las que se han enfrentado, no han sido impedimento para que los sueños de tres jóvenes hondureños todavía sigan muy firmes. Por azares del destino los hombres quedaron varados en Guamúchil. Alexis Josué Rodríguez Celaya, Axel Andrés Montes Facundo y Óscar Bonerje Sánchez Garrido tienen 19, 21 y 23 años de edad; ellos debido a la crisis de trabajo por la que está pasando su país decidieron salir en busca de mejores oportunidades, pero a la fecha lo único que se han encontrado son grandes decepciones, dicen que si no llegan a los Estados Unidos se quedarán en México a laborar, no importando que ganen poquito.

"Nos vinimos en el tren equivocado, vamos al Norte, vamos a buscarle a la vida, estamos lejos de la tierra de nosotros", dijo Rodríguez Celaya, quien tiene dos hijos en Honduras. A él le pegaron unas pedradas durante el curso del tren. Los tres viajeros han sido víctimas de la delincuencia, pues han sido asaltados en varias ocasiones, y aunque no traen mucho qué perder en cuestiones materiales, aseguran tener miedo de perder la vida.

"Nos quitaron todo el dinero que traíamos, nosotros nos vinimos con la esperanza de venir en busca de mejores cosas, pero no ha sido así, esperamos encontrarlas con la ayuda de Dios", relató Montes Facundo.

Fue a las 04:00 horas de ayer cuando los viajeros quedaron en Guamúchil, a esa hora venían dormidos en las góndolas cuando escucharon un ruido anormal. Uno de ellos despertó a los otros para que se levantaran, pues estaban llenando algunos vagones con granos. "Nos levantamos corriendo, si no lo hacemos nos quedamos atrapados allí, por eso nos quedamos en esta ciudad", subrayó Sánchez Garrido.

En el mismo tren en el que viajaban los jóvenes iban también tres niños, que aunque viajaban con su mamá, daba tristeza mirarlos, comentaron. "Son pequeños, nosotros le ayudamos a la señora a pararlos y cuidarlos, porque es muy peligroso andar arriba del tren", dijo Axel Andrés. Ayer a las 17:00 horas pasó el tren, y los hondureños al parecer siguieron su camino.

<a href="https://twitter.com/DBT_Guamuchil" class="twitter-follow-button" data-show-count="false" data-size="large">Follow @DBT_Guamuchil</a>

<script>!function(d,s,id){var js,fjs=d.getElementsByTagName(s)[0],p=/^http:/.test(d.location)?'http':'https';if(!d.getElementById(id)){js=d.createElement(s);js.id=id;js.src=p+'://platform.twitter.com/widgets.js';fjs.parentNode.insertBefore(js,fjs);}}(document, 'script', 'twitter-wjs');</script>

<div class="fb-like-box" data-href="https://www.facebook.com/DebateGuamuchil" data-width="600" data-height="400" data-colorscheme="light" data-show-faces="true" data-header="true" data-stream="true" data-show-border="true"></div>

En esta nota:
  • HONDURAS
  • BESTIA
  • SUEÑO AMERICANO
  • VIAJE
  • PELIGROSO
  • GUAMÚCHIL
  • JOVENES