Guasave

Acuacultura en estanques y jaulas puede tener crecimiento

En Guasave se tiene proyectado cuatro jaulas para producir pargos, pero el proyecto está detenido por falta de alevines, confirma Raúl Leal, dirigente de la Federación de Pescadores

Por  El Debate

Ante bajas capturas en la pesca tradicional buscan otras opciones.(EL DEBATE)

Ante bajas capturas en la pesca tradicional buscan otras opciones. | EL DEBATE

Guasave, Sinaloa.- Aunque Investigadores del CIIDIR-IPN y el CIAD de Mazatlán ven en la acuacultura de estanques y jaulas flotantes de la costa o mar abierto una opción sustentable para la pesquería en Sinaloa, la realidad es que el proyecto está en veremos por falta de alevines suficientes.
En la bahía de Guasave se pretende tener cuatro jaulas, con una proyección de producción de una tonelada; sin embargo, esto no es posible aterrizarlo por falta de alevines.

Dadas las condiciones de explotación de la pesca en costas y altamar y lo irredituable que resulta para el sector pesquero tratar de sostener esta actividad, investigadores han realizado proyectos para determinar la viabilidad de realizar esta opción de pesca.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

NUEVA OPCIÓN
Recientemente, Apolinar Santamaría Miranda, investigadora de esta institución, comentó que las opciones son trabajar con jaulas específicas para mar abierto o en la costa, donde podrían cultivarse estas especies.

En la zona de Guasave existen antecedentes de proyectos pesqueros que han fracasado porque existen juveniles que son alimentados con el mismo medio, explicó la investigadora del CIIDIR-IPN.
“Para que tú tengas dominada una tecnología tienes que utilizar una fórmula específica para todos. Sabemos que hay depredación entre ellos mismos, entonces es lo que tienes que trabajar, en una fórmula o un alimento balanceado”, indicó.

“Cuando a una especie le das un alimento balanceado ya brincaste un montón en tu tecnología, entonces si tú nada más lo extraes del medio y lo encierras, eso no es acuacultura como tal”.

INVESTIGACIÓN
En conjunto con el CIAD Mazatlán se ha trabajado en proyectos de ciencia básica con la producción de alevines que pueden hacerse llegar al pescador que lo requiera a un bajo costo.
De esta manera se pueden iniciar con los cultivos una vez que se busquen los apoyos ante la Sagarpa u otras dependencias.

“Lo único que hay que hacer es trabajar en conjunto. Si hay posibles inversionistas que quieran emprender un proyecto, nosotros lo asesoramos”, expuso.
“Por ejemplo, un proyecto Conacyt te da apoyo siempre y cuando estés asociado con un centro de investigación y los apoyos son muy buenos, te dan el recurso siempre y cuando vayas de la mano con un investigador”.

La pesca de escama es una posibilidad de sobrevivencia en la bahía; sin embargo, esta no está resultando rentable.

TECNOLOGÍA
Leonardo Ibarra Castro, del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo de Mazatlán, explicó que del 2011 al 2013 lograron desarrollar una tecnología de cultivo masivo de pargos.
El inicio fue con una supervivencia del uno por ciento y terminaron con un promedio del 32 por ciento. Es decir que de producir 100 mil se avanzó hasta 500 mil juveniles.
riesgos. 
Debido a que no se ha llevado a cabo el proyecto a escala comercial, no se sabe los problemas que pudiera tener en cuanto a enfermedades.
“De que va a haber problemas, va a haber, pero como no lo hemos hecho con una continuidad y a gran escala, no sabemos exactamente cuáles”, expuso.

Aunque se cuenta  con esta tecnología ha sido complicado llevarlo a cabo porque es necesario que se coordinen científicos, el gobierno, las dependencias que van a direccionar recursos como Semarnat, Conapesca, Inapesca y el sector privado.
Aunque no se atrevió a decir que se trata de la opción más rentable porque se requieren estudios específicos, y sobre todo un análisis financiero para definir si podría ser rentable o no, sí son opciones viables para la pesca en Sinaloa.

“Nosotros dominamos ya tres etapas, la reproducción, el cultivo larvario y el cultivo de alimento vivo para alimentar esa larva; posteriormente viene una etapa de alevinaje o preengorda que se lleva de .5 hasta 20 gramos en ocasiones, pero lo manejamos entre 5 y 10 gramos promedio”, explicó.

“De ahí viene la siembra que puede ser en estanques o en jaula la engorda, cosecha y comercialización, cuando nosotros manejemos todo eso decimos que tenemos una comercialización o una tecnología de producción”.

En el CIAD se tienen los estanques donde se realiza todo este proceso, llegando a obtener cultivos de rotíferos entre mil y mil 500 por mililitro y cosechando 250 millones de rotíferos por día para alimentar cuatro tanques de larva.
Ese proyecto tendrá que esperar para próxima temporada.

¿Los pescadores deberían de contar con apoyo del Gobierno Federal?
  • pesca
  • escamas
  • crisis
  • campos pesqueros
  • temporada baja
  • el debate de guasave

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo