Guasave

Ambulantes afectan ventas en pescaderías establecidas

Faly Ahumada, comerciante, indicó que a pesar de contar con buen surtido las ventas no repuntaron durante la Cuaresma

Por  Fernanda Ruiz

Pescaderías surtieron de todo pero no se tuvo buena clientela.

Pescaderías surtieron de todo pero no se tuvo buena clientela.

Guasave, Sinaloa.- A pesar de contar con surtido en gran variedad de especies, las pescaderías en el municipio no tuvieron las ventas que esperaban durante la Cuaresma, y al atravesarse las vacaciones por Semana Santa la situación se puso peor.

Faly Ahumada, propietario de una pescadería ubicada en el área del Mercado Municipal, señaló que en comparación con años anteriores las ventas han caído hasta en un 80 por ciento.

Abasto sin clientela

Faly Ahumada Uraga expresó que antes de iniciar la Cuaresma se abastecieron de todo para tener que ofrecerle a los clientes, sin embargo las ventas no repuntaron.

“Nosotros le cumplimos a la gente, tuvimos abasto, muchas variedades de producto, pargo, robalo, curvina, lisa, sierra, mojarra, roncacho, filete de todos, almejas, pulpo, camarón, lo que no tuvimos fue clientela, y aunque sí hubo movimiento las ventas en comparación con el año anterior de verdad estuvieron muy bajas.”

Al ser cuestionado sobre si el aumento en el precio de los pescados les afectó en las ventas, el comerciante enfatizó que no, pues el incremento fue de cinco pesos y solo en algunas especies.

El aumento no nos afecta tanto, fue muy poco lo que subió el precio, es más bien que no hubo clientela, creíamos que la segunda semana de iniciarse la Cuaresma se vería el repunte, pero no fue así.”

Problema añejo

Ahumada Uraga fue claro y directo al señalar que la venta desleal es la que está afectando demasiado a los comerciantes de este giro que sí se encuentran establecidos.

“Hay mucha venta desleal ahorita, muchos vendedores que no cumplen con los requisitos que a nosotros sí nos exigen; ellos no pagan impuestos, ni renta, ni luz, y andan por las calles, en las colonias, en las esquinas y en todas partes hay hieleras vendiendo, es eso lo que nos afectó mucho a todos, esa es la verdadera razón para las pocas ventas que nosotros registramos.”

El comerciante indicó que a ellos se les inspecciona que las básculas estén calibradas, que se tenga una persona exclusiva para atender al cliente y otra más para cobrar, además de pagar luz, agua, renta y los impuestos debidos, y a los vendedores ambulantes de pescado y mariscos no se les verifica ni siquiera que el producto esté bien refrigerado.

Nosotros tenemos que cumplir con muchas exigencias y requisitos, ellos, en caso de agarrarlos, pagan la plaza y ya, ni hielo le ponen al producto y hasta se lavan las manos en la misma hielera después de cobrar, ahí es donde hace falta mano dura.”

Medidas fuertes

Faly Ahumada declaró que en las reuniones sostenidas antes de la Cuaresma le informó al oficial mayor sobre la situación y la respuesta fue que se le comentaría a la alcaldesa y que se les daría el apoyo, sin embargo no se actuó al respecto.

Nosotros ya le hemos hecho ver al oficial mayor la situación, él dijo que iba a hablar con la alcaldesa, nos dicen que nos van a ayudar, que van a cooperar, que van a hacer todo lo posible, pero no lo hacen.”

Ahumada Uraga dijo que se les está obligando a tomar medidas fuertes, como sacar el producto también en hieleras, aunque eso genere mala imagen en la ciudad.

“Yo sé que todos tenemos derecho a la tortilla, no queremos que les quiten el producto o que no los dejen vender, simplemente que sean ubicados en un lugar como un tianguis; nosotros hemos dicho en las reuniones que nos están obligando a hacer lo mismo si no meten las manos en el asunto, vamos a sacar hieleras a la banqueta, mandar en camionetas el producto a las esquinas, para hacerles competencias a ellos, pero hasta eso se ve mal, que la ciudad esté tapizada de vendedores en hieleras.”