Guasave

Bomberos rinden homenaje a José Miguel, a un año de su muerte

Con motivo del aniversario luctuoso de su colega, los tragahúmo se reunieron para honrar la memoria del joven, muerte que sigue impune al no deslindarse responsabilidades

Por: Julissa Felix

Bomberos rodearon el cenotafio colocado en honor de su compañero caído.

Bomberos rodearon el cenotafio colocado en honor de su compañero caído.

Guasave.- Al cumplirse ayer el primer aniversario luctuoso de José Miguel Sauceda Carbajal el cuerpo de Bomberos realizó un íntimo y significativo homenaje para recordar con honor a su compañero que murió en  un aparatoso choque en el cumplimiento de su deber.                En las primeras horas del día los tragahúmo se reunieron en el bulevar Central y Pedro Infante, justo donde se registró el accidente, e hicieron el pase de lista pronunciando el nombre de José Miguel en tres ocasiones y al escuchar el número ocho prendieron las sirenas. Posteriormente se trasladaron al panteón de El Infiernito, donde descansan sus restos, y por la tarde se le ofició una misa en la iglesia de Guadalupe. 
Recuerdo                                                      

Jesús, Agustín, Ulises, Abraham, Humberto, Juan de Dios, Rodolfo, Jorge, Francisco, Arnoldo, Eduardo, Jesús y Lenin, apoyados por el comandante operativo José Abelardo Gutiérrez, y el comandante técnico Jorge Morales, rodeaban el cenotafio colocado en el camellón del bulevar, donde no pudieron evitar las lágrimas al ver llegar al otro ‘cuate’, José Misael,  quien pese a lo ocurrido con su hermano sigue en las filas de Bomberos; su mamá María Luisa Carbajal Camacho y su papá Rosario Sauceda, quienes recordaron a su ‘flaco’, como le decían de cariño, siendo un joven alegre, comprometido, humanitario, sensible, con espíritu de lucha, característica que compartía con los actuales bomberos, que pese a las carencias y dificultades que se viven en el departamento están comprometidos por servir a la sociedad.                              
“Pasara lo que pasara él quería ser bombero. Haga de cuenta que para mí está vivo, él se fue pero haciendo lo que le gustaba. Para mí él es un orgullo”, expresó el padre de familia que prestó su servicio durante 13 años al cuerpo de Bomberos.  

Pese a que hay una demanda, la muerte del joven sigue impune porque hasta hoy no se han deslindado responsabilidades por la muerte de José Miguel, quien fue embestido por un camión de pasajeros cuando viajaba a bordo de la bombera, a sofocar una quema de soca. 

En esta nota:
  • homenaje
  • bomberos
  • jose miguel
  • cuate
  • cenotafio