Guasave

Captura de sierra mantiene la actividad en campos pesqueros

Los ribereños de El Cerro Cabezón señalan que han diversificado la pesca. Hay quienes van al camarón y otros a la escama

Por  Karen Rubio

Pescadores quitan de las redes las sierras que lograron capturar, las depositan en una jaba y posteriormente las llevan a la cooperativa.

Pescadores quitan de las redes las sierras que lograron capturar, las depositan en una jaba y posteriormente las llevan a la cooperativa.

Guasave, Sinaloa.- La captura de sierra se ha convertido en un aliciente que mantiene la actividad en los campos pesqueros, así lo confirman los pescadores de El Cerro Cabezón.

Pese a que la zafra del camarón no fue como esperaban, la captura de especies de escama ha permitido que la situación económica no sea tan negativa para quienes se dedican a esta actividad primaria. 

Índices. Los niveles de captura de sierra son buenos, en promedio llegan a ser hasta de 200 kilos por panga. Algo muy positivo para los hombres de mar.

Diversificación

Sergio Adolfo Espinoza, pescador integrante de la cooperativa José María Perea, detalló que han decidido organizarse para que no todos se enfoquen en la captura de una sola especie. De esta forma los niveles de captura son más alentadores. 

“Algunos van al camarón, algunos vamos a la sierra, ya estamos organizados y sabemos qué le corresponde a cada quien”. Tiene que ser de esta forma pues de otra no le va bien a ninguno, ya que no hay en abundancia producto de una sola especie para todos. 

Todo está saliendo de a poco pero está saliendo, pero a lo que más se le está sacando provecho ahorita es a la escama, tiene demanda y aunque no tiene tan buen precio al menos nos permite que sigamos en esto y que se le esté dando vuelta al dinero.”

Capturas

Aunque los niveles de captura de sierra son altos, de alrdededor de 200 kilos por panga, debido a lo saturado que está el mercado el precio no es tan bueno como en otras ocasiones, pero aún así es redituable.

Precio. El precio varía de acuerdo con el mercado. El del producto marino en playa es de alrededor de 25 pesos por kilogramo. Sí les resulta redituable.

“Varía el precio conforme a lo que dicta el mercado en la Ciudad de México, en playa lo pagan en alrededor de 25 pesos el kilo, nosotros entregamos a la cooperativa pesquera.”

En cada viaje gastan aproximadamente 60 litros de gasolina, sí les salen las cuentas, no para derrochar pero sí para estarla pasando y para subsistir junto a sus familias. 

Necesidad

“No está muerta la actividad por lo menos”, detalla Sergio Adolfo, quien agregó que debido a lo complicado que ha estado el panorama en años anteriores hay quienes han tenido que aprender otros oficios. 

Belleza. En El Cerro Cabezón cuentan con un bello paisaje que da hacia la bahía de Navachiste. Los pescadores son conscientes de que se puede aprovechar este atractivo para el turismo.

“Fíjese que yo soy pescador, pero también le sé a la herrería, tuve que enseñarme porque en otros años cuando ha estado más fea la cosa, a veces que no había ni para mandar a los hijos a la escuela”, pero aunque tiene este conocimiento el mar y la pesca son su pasión. 

En El Cerro Cabezón gozan de un paisaje natural muy vistoso como una ventana hacia la bahía de Navachiste, por ello también han pensado en la posibilidad de explotar la actividad turística.

Hay unos compañeros que cuando la pesca estaba peor buscaron apoyos para hacer unas cooperativas turísticas, pero ahorita como ya se compuso esto pues ya como que se fue dejando de lado, aunque sí es una buena idea la de aprovechar porque aquí hay mucho que ver”, compartió. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo