Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Cara a cara con Jorge Cervantes

GUASAVE

Jorge Cervantes y familia.

Guasave.- Reconocido como un Sinaloense Ejemplar en el mundo, Jorge Cervantes Castro sumó un homenaje más en el Congreso Regional Norte de Cirugía que llevó su nombre y que se efectuó en Torreón, Coahuila, hace unos días, momento en el que anunció que tras 50 años de logros profesionales decidió guardar el bisturí.

-¿Cómo se siente de ser uno de los Sinaloenses Ejemplares en el Mundo?

Me llamó la atención que me hicieran este reconocimiento, he recibido muchos reconocimientos, principalmente de mis colegas, pero es muy significativa esta distinción y verme en esa lista tan selecta que me hace sentir muy honrado.

-Acaba de cumplir 50 años como cirujano, sus bodas de oro por decirlo de alguna manera, ¿qué le significa este aniversario?

Son 50 años de cirujano, porque de médico son 5 más, pero al cumplir mis 75 años de vida decidí guardar el bisturí porque cumplía cinco décadas como cirujano y esto ha sido para mí un enorme privilegio y un milagro el haber operado en este tiempo a tanta gente... haber hecho operaciones quirúrgicas a miles de pacientes que depositaron su vida en mis manos, porque el cirujano tiene en sus manos la vida del paciente y ha sido un privilegio el poder decir que afortunamente en este tiempo nunca causé un daño porque a veces sin querer puedes dañar a alguien... pero yo me retiro con un récord limpio en ese aspecto. Y bueno, el día en que cumplí los 50 años como cirujano tuvimos una ceremonia familiar en la que les dije a mis hijos y a mi esposa Lucero Trejo que el tener esta gran familia había sido posible gracias a mi actividad como cirujano y que para tener ese éxito le había robado muchas horas a mi Lucero y que ahora teniendo 75 años de vida decidí guardar el bisturí y dedicarle más tiempo a ella.

-¿Cuál ha sido su más grata experiencia como médico y como persona?

Como médico he tenido muchísimas gratas experiencias. No puedo decir una, pero en muchos lados encuentro gente que me dice: usted me salvó la vida, pero yo les digo que no fui yo sino el que está arriba, ha sido increíble la cantidad de gente que se acerca a mí... hay gente que llega y me besa las manos en agradecimiento... Como médico tuve la oportunidad de operar a gente que tenía problemas que parecían incurables o que fueron desahuciados a quienes operé y se salvaron. Ya como persona me siento feliz de haber logrado tener una familia increíble. Tengo una esposa preciosa, que me dio cinco hijos preciosos que fueron a las mejores escuelas, todos hicieron estudios en las mejores universidades en Estados Unidos, tienen maestrías y doctorados, los cinco vuelan alto en sus profesiones y eso para mí es una experiencia gigantesca y preciosa.

-¿Qué legado le dejó el doctor Raúl Cervantes Ahumada?

Hay una canción que dice gracias a la vida que me ha dado tanto, me dio dos luceros... pero a mí me dio tres: mi esposa Lucero Trejo y tener dos padres... mi padre Flaviano Cervantes, el de Guasave, que me enseñó a vivir una vida bonita con cariño, con la presencia de mi mamá que nunca vi que le alzara la voz... y a los 12 años me salí de Guasave y tuve un segundo padre, Raúl Cervantes Ahumada, que me quiso, dicen algunos, más que a sus hijos... para mí fue una enorme fortuna haberlo tenido... le aprendí muchas cosas... viajamos muchas veces juntos y él me decía sólo vives una vez, date los gustos que quieras... lo único que no le aprendí fue lo mujeriego... pero sí su presencia fue tan importante que los cinco hijos míos decidieron estudiar leyes como él... y es una gente muy querida en esta casa.

-¿Cuáles son sus sentimientos hacia Guasave y su gente cuando esta fuera?

Siempre presumo ser de Guasave y tengo recuerdos inolvidables de mi niñez... en La Casona, llegando al río Sinaloa, ir al mar... para mí Guasave lo llevo en mi corazón y obviamente eso le he transmitido a mis hijos, que tenemos las raíces en esa ciudad y que tenemos que regresarle a Guasave y darle mucho de lo que nos ha dado, por eso decidimos abrir La Casona como un legado de la familia para el pueblo de Guasave...

-¿Qué le dice a los jóvenes que desean seguir sus pasos?

Que deben estudiar duro y fijarse siempre metas muy altas, porque el que no lo haga no lo logrará. Yo siempre me fijé metas, cuando conocí a mi esposa ella tenía 12 años y yo 18, cuando la conocí dije ella será mi esposa y cuando ella cumplió 18 nos casamos, me quise ir a la mejor universidad de Estados Unidos y lo logré, cuando llegué no querían extranjeros pero les dije aquí estoy con mi esposa y traigo una beca y vengo a estudiar. De los 24 alumnos que éramos sólo llegaban a la meta final dos y yo fui uno de ellos... después me propuse ser presidente de la Asociación Mexicana de Cirugía, de las agrupaciones similares de latinoamérica y del mundo... Siempre en donde estuve me fijé metas y las logré... entonces ese es el secreto, planear siempre en grande.

Nuestras redes sociales

Twitter: @DBT_Guasave

Facebook: ElDebateguasave