Guasave

Compradores se mantienen renuentes a contratar maíz

El secretario de Agricultura dijo que están incrementando sus exigencias. Ahora piden pagos del año pasado

Por  Karen Rubio

Líderes agrícolas, presidente de la JLSVG, y dirigentes, en reunión con el secretario de Agricultura.

Líderes agrícolas, presidente de la JLSVG, y dirigentes, en reunión con el secretario de Agricultura.

Guasave, Sinaloa.- Los compradores están todavía renuentes a cumplir con su palabra de acercarse y contratar el millón 300 mil toneladas de maíz que están pendientes en el estado, reconoció el secretario de Agricultura y Ganadería, Manuel Ta-rriba Urtuzuástegui.

El funcionario estatal dijo que los industriales están incrementando las exigencias que ponen como condicionante para contratar el grano que permanece en la incertidumbre, aprovechándose de la situación de ventaja en la que se encuentran.

Exigencias

Señaló que ahora también están negociando que se les paguen algunos montos que se les deben del año pasado, bajo un apoyo similar al que se les está ofreciendo este año para venir a contratar.

Dijo que ahora tienen la confianza puesta en que como a partir del lunes comenzaron a fluir los pagos para los empresarios, en estos días ellos den cumplimiento al compromiso firmado que hicieron con la Sader y que sirvió para que los productores del estado tuvieran una esperanza. 

Entiendo que ya desde el día de ayer empezó a fluir el pago para ellos, esperemos que cumplan su palabra y que realmente vengan a comprar, que no si-gan especulando, manejando una situación de mercado.”

Aseguró que los maiceros tienen todo el apoyo por parte del gobernador des-de la Secretaría que él dirige. Lo mismo dijo se aprecia desde el gobierno federal a través de organismos como la Sader y Aserca, quienes han estado también buscando las formas de que se concreten las contrataciones del grano.

“Se les está pagando entiendo lo que se les ofreció, pues ya creo yo que debe haber un poco más de voluntad para cumplir con lo que ellos mismos han negociado con Aserca y la Sader allá en la Ciudad de México, de venir a contratar lo que nos resta todavía de cosecha, que es un millón 300 mil toneladas.”