Cuando la ignorancia y pobreza cobran factura cara
Guasave

Cuando la ignorancia y pobreza cobran factura cara

Zenaida dio a luz a su bebé en un albergue de Sedesol, sin embargo, al no recibir atención la pequeña murió

Por: Karen Rubio

Imagen tomada en el Albergue Integral para jornaleros agrícolas y sus familias.

Imagen tomada en el Albergue Integral para jornaleros agrícolas y sus familias.

Guasave, Sinaloa.- El cuerpo de una bebé robusta, grande y formada en su totalidad yace sobre un improvisado tenderijo de hule negro, su madre, Zenaida Solano, de apenas 23 años de edad junto al cadáver espera para recibir atención por parte de la Cruz Roja. 

A su corta edad este es su segundo parto, trabaja como jornalera en un campo agrícola ubicado en El Tajito. 

Habita provisionalmente en un albergue de Sedesol, en este sitio dio a luz, y tras presuntamente aguantar dolores toda la noche, así como algunas complicaciones a la hora del parto hoy su bebé ya no respira.

Realidad
Al entrar al albergue se observa a decenas de niños y niñas jugando, como es temporada vacacional no van a la escuela. Ellos miran las labores agrícolas como un futuro seguro, como si vivir de esa forma fuera su única opción, y no están tan fuera de la realidad, pues de sobra ha quedado en evidencia que difícilmente un niño logra romper las cadenas de pobreza que trae como herencia desde generaciones pasadas. 

Al cuestionar a las habitantes del sitio sobre lo sucedido, con cara larga y pocas palabras confirman que un bebé ha muerto porque el parto no salió como esperaban y nadie pudo echarle la mano a Zenaida. 

Situación
Hortensia Lugo Ramírez, comisaria de El Tajito, aseguró que el patrón de la joven sí les brinda servicio de salud, por lo que descarta que el hecho sea consecuencia de una pobreza económica que les impida acceder a este derecho humano. 

“Nosotros hablamos con el patrón de ellos, él nos mostró documentos en los que comprueba que sí les da seguro. De hecho la joven tenía su fecha probable de parto para el 31 de diciembre, ella llevaba control de embarazo en el Hospital General. 
Lo que nos comentan es que tenía dolores desde la noche pero se aguantó, ya de último momento no pudieron llegar al hospital y la tuvo aquí en el piso, al parecer la niña se ahogó antes de que pudiera verla un médico, para cuando llegaron los de Cruz Roja la bebé ya había fallecido y no pudieron hacer nada, solo se llevaron a la joven, y me comentan que ya está estable, pero tiene que permanecer en observación”, indicó.  

En esta nota:
  • Guasave
  • Crisis
  • El Tajito
  • Sedesol
  • Cruz Roja