Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Derechohabientes del IMSS viven viacrucis en farmacia

GUASAVE

Guasave.- "¡Silencio por favor. Hay personas a las que no les gusta el ruido. A mí me tienen aturdida!", decía la asistente médica que salió a tratar de calmar los ánimos de decenas de pacientes que, parados unos, sentados otros, hacían una larga espera para poder cambiar sus recetas.

El mecanismo implementado por las autoridades del IMSS trata de eficientar tiempos y simplificar a los pacientes, pero en el terreno de la realidad no está sucediendo.

Un paciente que llegó, sacó su turno a las 10:30, le tocó el 308 y fue hasta las 11:44 cuando pudo pasar a ventanilla para poder obtener sus medicamentos.

>El ambiente. En ese mundo de gente, la mayor parte son personas de la tercera edad. Unos alcanzan donde sentarse, otros tienen que esperar parados.

"¡Oiga, tengo más de una hora aquí!", casi gritan los derechohabientes que ven el paso lento de los enfermos.

En ese espacio se escuchan historias clínicas de los pacientes.

> La regañada. Cuando muchos estaban desesperados salió la asistente y les dijo: Si quieren ahorita voy a Dirección y pido que quiten las sillas.

No convencía a nadie.

> Las cifras. De acuerdo con los datos aportados por Martín Ahumada Quintero, al día se surten 10 mil 500 recetas.

El director del Seguro Social señaló que se han detectado una serie de situaciones, entre ellas el hecho de que algunos pacientes que van a consulta sacan su ficha antes de que se les atienda.

Hay otros casos, como el de niños que obtienen turnos.

El tema de las fichas para surtir recetas ha generado un caos, por lo que se adelanta que tratarán de abrir una cuarta ventanilla.