Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Detrás de"Lupita" se escribe una historia de droga y abandono

GUASAVE

Guasave.- Alondra Guadalupe, la niña que fue encontrada deambulando por las calles de Batamote y que ingresó a la Casa-Hogar desde el pasado miércoles, tiene detrás de ella una terrible historia relacionada con la desintegración familiar y el mundo de las drogas.

Ella no lo sabe, sólo lo vivía a diario, hasta que ese 2 de julio del 2014 obedeció sus instintos para buscar protección en otro lado que no fuera en donde la había llevado su padre.

"Lupita", a quien rescataron policías municipales, vive en la Casa-Hogar, donde ha encontrado una especie de refugio. Es en ese lugar en donde comparte la casa con otros ocho menores y ha estado recibiendo alimentación e higiene, ya que ingresó con piojos y con un aspecto descuidado.

La pequeña de tez morena, delgadita, cabello al hombro y ojos expresivos, está por cumplir cuatro años de edad, el 19 de agosto para ser exactos.

A "Lupita" ya la quiere ver su mamá, Itzel Villa Ramírez, quien quiere recuperar a su hija, y para lograrlo fue a las instalaciones del DIF con la intención de que se la entreguen, pero no se le permitió verla ya que las autoridades le indicaron que sería después de que emitiera su declaración.

Testimonio. Itzel, quien se hizo acompañar de su amiga Jesús, quien le ayudaba a sostener en brazos a la hija más pequeña de Itzel durante la espera de ser atendida por la abogada, dijo mantenerse en la lucha por tener a su hija a su lado. "Estoy luchando por recuperar a mi hija."

A sus 19 años Itzel dijo trabajar vendiendo dulces en las calles. Tiene tres meses de haber llegado a Guasave y asegura que hace tiempo que dejó a su pareja, padre de las pequeñas, por tener problemas de adicción.

A su expareja, Carlos Joel Velázquez Castillo, alias "El Chicali", la conoció a los 14 años, cuando ambos estaban en un centro de rehabilitación.

Itzel aceptó que ha consumido drogas, venir de una familia disfuncional de padres divorciados. Asegura que compartió casa con un padrastro quien violentó sus derechos durante su infancia.

A los 11años fue internada por su madre en una clínica de desintoxicación por consumo de drogas donde permaneció cuatro años, de ahí se fugó y después se unió con el padre de sus dos hijas, a quien señala de haberse llevado a la niña de donde actualmente vi-ve, en la colonia 24 de Febrero, y dejarla en Batamote.

Esa historia que rodea a "Lupita", la hija de Itzel, quien a sus tres años ya enfrenta los efectos que pueden ocasionar el mundo de las drogas.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fpages%2FEl-Debate-Guasave%2F299601730165494%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=290&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=true&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:290px;" allowTransparency="true"></iframe>