Guasave

El CIJ llama al sector salud a regular expedición de recetas

Se ha registrado un incremento en el consumo de medicamentos controlados y los usuarios están consiguiendo recetas médicas para poder adquirirlos

Por  Fernanda Ruiz

La mezcla de consumo de mariguana con medicamentos controlados como el clonazepam ha incrementado.

La mezcla de consumo de mariguana con medicamentos controlados como el clonazepam ha incrementado.

Guasave, Sinaloa.- El incremento en el consumo de medicamentos controlados que se está registrando en el municipio mantiene en alerta al Centro de Integración Juvenil, pues además se dan muchos casos en el que el consumo es mezclado con otra droga como la mariguana.

La directora del centro señaló que el problema es grave, pues profesionales de la salud se podrían estar prestando a la expedición de recetas para la adquisición de este tipo de medicamentos.

Incremento

La mezcla de consumo de mariguana y de medicamentos controlados, principalmente de clonazapam, está en aumento entre los adolescentes y jóvenes del municipio, lo que ha puesto a intensificar las acciones preventivas al personal del Centro de Integración Juvenil, indicó Mayra Guadalupe García Camacho, directora del CIJ.

Estamos teniendo un incremento en el consumo de mariguana, pero acompañada de medicamentos controlados como el clonazepam, en adolescentes desde los 13 años de edad, por lo que intensificamos  los  programas preventivos, sobre todo en escuelas secundarias para advertirle a los estudiantes los efectos  de  dicha  mezcla y prevenir la iniciación.”

La coordinación que se tiene con las instituciones es de vital ayuda para detectar a tiempo los casos de consumo y poder brindarles el tratamiento que requieren.

Problemática

García Camacho señaló que en pocos de los casos atendidos el adolescente refiere que el medicamento lo consume algún familiar directo y lo toma del hogar, pero la mayoría señala ‘ingeniárselas’ para poder comprarlo, lo que indica que se podrían estar expidiendo recetas sin el debido control.

“Desafortunadamente los chavos están adquiriendo este tipo de fármaco, se las ingenian para conseguirlo, porque es un medicamento  controlado que no se vende sin receta médica y sin embargo lo tienen y lo consumen.”

La situación está fuera de control de las autoridades y es necesaria una supervisión estricta al respecto.

El problema ha quedado fuera del control de las autoridades correspondientes y tendríamos que hacer ese llamado a que se tenga una supervisión estricta en esta parte, porque sí se está adquiriendo y es alarmante esa parte del fácil acceso a estas sustancias.”

Al ser cuestionada sobre si sería necesario un monitoreo en las farmacias, la directora del CIJ señaló que el problema es más profundo.

“No creo que sea un descuido de las farmacias, porque en la experiencia que tenemos en CIJ no te venden el medicamento si no traes receta, incluso un antibiótico; entonces es como que hay personas que se prestan a comprarles el medicamente o incluso a generarles la receta. Los usuarios se las ingenian para que se les extienda una receta y es ahí en lo que se tiene que trabajar.”