Guasave

El amor entrañable a sus madres los motiva a pasar el 10 de mayo al pie de su tumba

1/3 Guasavenses pasan Día de las Madres en panteones de Guasave - Vicente Guerrero Debate

2/3 Guasavenses pasan Día de las Madres en panteones de Guasave - Vicente Guerrero Debate

3/3 Guasavenses pasan Día de las Madres en panteones de Guasave - Vicente Guerrero Debate

Con flores en mano, instrumentaria para limpiar, y extrañando al ser que les dio la vida pasaron el día cientos de guasavenses en los camposantos

Por Julissa Félix

-

Guasave, Sinaloa.- Gladiolas rojas, pompones y flores de plástico y papel  se observaban este martes en docenas de tumbas del Panteón Municipal de Guasave.                      

Desde las primeras horas de este Día de las Madres,  movidos por el amor y respeto, cientos de dolientes llegaron al camposanto, anteponiendo que este día primero se debe cumplir con el ser que les dio la vida.

De forma aislada podía escucharse en tumbas  música de la época de oro que emitían grabadoras de bolsillo, veladoras prendidas, y mientras unos con escoba y recogedor al hombro, otros con cubeta en mano echaban agua para limpiar la última morada de su ser amado.

Leer más: Dina sacrifica tiempo con sus hijos para poder salvar vidas en Cruz Roja Guasave

Recuerdo

Francisco Arredondo arribó al cementerio desde muy temprano. Llegó a la tumba de su mamá, María de los Ángeles Peña Quiñónez, donde dejó dos ramos de flores hechas de papel crepé en color azul y una cruz.

Han pasado años desde su fallecimiento, originado  por problemas de neumonía, a los 73 años de edad.

Hasta hoy el recuerdo de ese ser amoroso que siempre les daba un buen consejo a sus 10 hijos sigue presente, y pese a su muerte, para él “los 10 de mayo primero hay que cumplirle a la madre y después a todo lo demás.”

Las hijas de Higinia Peinado, como cada año, no podían faltar al panteón a visitar a su madre, vecina de la colonia Las Huertas y fallecida por un cáncer de garganta el 26 de julio del 2019, a los 84 años de edad.

Reunidas como acostumbran recordaron cómo con la crianza y valores su mamá las enseñó a ser una familia. Cómo desde niñas les transmitió su pasión por la enfermería al enseñarles a realizar curaciones, poner sueros y sobre todo a respetar al prójimo.

Hoy solo el recuerdo les queda, añorando la presencia de quien consideran fue una muy buena madre, y hoy llegan con las rosas rojas que tanto le gustaban en vida.

Leer más: Autoridades de Guasave ven la posibilidad de incrementar pago de predial urbano

Comercio

A madres como Martha Escárrega les tocó trabajar. Como todos los años se instaló afuera del panteón con la venta de flor y hasta el puesto ambulante llegó el pastel con el sentir del festejo del día que honra a las madres.

Síguenos en