Guasave

Fétidos olores a drenaje persisten en la ciudad

Habitantes de algunos sectores como la colonia Ejidal manifiestan que ya no aguantan tanta peste y que hay bajas ventas en sus negocios

Por  Yazmín Ortega

Debido a que no aguantan la peste algunas personas optan por tapar las rejillas de los sistemas de drenaje pluvial.

Debido a que no aguantan la peste algunas personas optan por tapar las rejillas de los sistemas de drenaje pluvial.

Guasave, Sinaloa.- Debido a la irregular conexión de drenaje sanitario a los sistemas pluviales, en Guasave persisten los fétidos olores, lo que provoca la molestia de la ciudadanía y hasta bajas ventas en algunos establecimientos de comida a donde los clientes simplemente ya no llegan.

Los cruces de las calles Juan Carrasco y Blas Valenzuela, del bulevar Pedro Infante, esquina con Manuel Ávila Camacho; bulevar Benito Juárez y Juan Millán; del bulevar Insurgentes y Lázaro Cárdenas, son algunos ejemplos de los sitios donde el mal olor se vuelve insoportable.

Problema

Iván de Jesús Romero, habitante de la colonia Ejidal, señaló que por las noches no pueden ni dormir debido a la peste que se genera en esa zona, además de los moscos que salen de la rejilla donde se han percatado que el agua del drenaje está estancada.

Mencionó que por parte del gobierno municipal repararon la alcantarilla que se encuentra en el cruce del bulevar Insurgentes y Lázaro Cárdenas, pero que el nivel del tubo es más alto que la corriente, por lo que las aguas negras que deberían de fluir quedan estancadas.

“Es una peste que ya no aguantamos y la verdad ya no hallamos ni qué hacer; en la noche no se puede ni despachar aquí en el abarrote y tengo un puesto de tacos y la verdad nos afecta”, expuso.

El agua de la alcantarilla queda azolvada ahí y no se va; esta alcantarilla estaba tapada con lodo pero es un hoyón el que tiene, no tiene desagüe, yo les dije miren donde está el tubo, el tubo está muy arriba no tienta ni el agua, la verdad no sabemos porqué la dejaron así”.

Urgió a las autoridades a atender este problema, pues las ventas de su negocio han sido afectadas porque a nadie le gusta comer en esa situación.

A qué se debe

Sobre este tema, Socorro Castro Gálvez, gerente general de la Jumapag, señaló que obedece a la mala conexión de drenaje sanitario que hay a los que son de tipo pluvial, lo que provoca que haya un riesgo permanente debido a que los ácidos del drenaje sanitario acaban con el pluvial como ocurrió en el San Joachín.

Los malos olores aquí en el casco urbano es por drenajes sanitarios que están conectados clandestinamente a drenajes pluviales”, expuso.

“¿Cuándo se conectaron?, no sabemos, ¿quiénes?, no sabemos, los drenajes pluviales son solamente para sacar de la ciudad agua de lluvias, aguas limpias, no son compatibles con los drenajes sanitarios.”

Solución

La forma de reparar es ir quebrando todos los pavimentos a ver dónde se encuentran dichas conexiones del drenaje sanitario y la otra es realizar un estudio en los drenajes pluviales, con tecnología avanzada que permita monitorear este problema, indicó.

Castro Gálvez mencionó el caso de la calle Macario Gaxiola, frente al área de urgencias del IMSS, donde de manera irregular algún domicilio o negocio está conectado al drenaje pluvial.