Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

»Fuera preocupaciones, que venga el que sigue... «

GUASAVE

0

0

Guasave.- El juego de México contra Camerún en el Mundial de Futbol paralizó las calles de la ciudad de Guasave y metió a miles a sus hogares, oficinas, restaurantes o banquetas para ver el partido en la televisión.

Gritos, maldiciones, recordatorios a las madres. Se valía de todo. Frases de buena suerte.

>Entre políticos. "¡Aquí estamos para darle buena vibra a la selección!", decía Diana Armenta, dirigente del PRI en Guasave, quien compartía mesa con un numeroso grupo de mujeres en un restaurante de la ciudad.

Y mientras eso sucedía en los lugares de concentración de guasavenses, en las calles algunos ciudadanos que no tuvieron tiempo de quedarse en casa miraban el partido desde las banquetas.

En Palacio Municipal las autoridades pusieron una pantalla gigante en la que se concentraron decenas de trabajadores y funcionarios de todos los niveles.

Manos sudorosas, gritos y maldiciones salidas de gargantas de hombres y mujeres.

Así, mientras transcurrían los minutos los nervios crecían.

Afuera las calles se miraban solas, como hacía mucho tiempo no sucedía.

La Selección, con todos sus pronósticos negativos, logró lo que casi siempre hace: semiparalizar las actividades productivas.

Los ciudadanos por un momento se olvidaron de la crisis, de la falta de agua en las colonias o del tema de la seguridad.

Movimiento económico que reactiva en parte la situación de restaurantes que abrieron sus puertas.

A esa hora de la mañana algunos decidieron abrir sus gargantas y probar bebidas ambarinas.

Qué importa, jugaba la Selección.

>Minuto 61. El grito de los presentes no se hizo esperar y todos los que estaban reunidos en los diferentes espacios hicieron cimbrar las paredes por la euforia del único gol del partido. Anteriormente los seguidores de la Selección ya habían sufrido con dos anotaciones anuladas en el primer tiempo, donde a muchos se les pudo observar la cara de impotencia, ya que marcaron jugadas fuera de lugar que en las repeticiones de la televisora se mostraban inexistentes.

Momentos diferentes, unos, los más, desenfadados, despreocupados, alejados de los problemas de la vida diaria, como el oficial mayor de la comuna, Luis Fernando Chinchillas.

>Minuto 81. Marco Fabián alzó ilusiones, pero la pelota no entró al marco.

Al 82 "El Chicharito" la mandó lejos.

"¡Aaaaah!", gritaban las mujeres reunidas en el lobby del auditorio Héroes de Sinaloa.

La atrapada de Guillermo Ochoa generó gritos y madres.

Eso fue casi al final, cuando ya eran los 90 de tiempo transcurrido, y con cuatro minutos agregados, el arquero mexicano Guillermo Ochoa logró realizar una tremenda atajada para sacar el balón de lo que podría ser el empate para los africanos.

Fue en esta acción cuando muchos de los presentes que se encontraban en el restaurante de conocido hotel de la ciudad, sacaron algunos gritos de desespero.

Luego, cuando el árbitro marcaba el final vinieron los gritos de viva y de frases tan coloquiales entre los guasavenses que decían: "Qué forma tan jijo de la ch... de ganar...", que resumía lo apretado del encuentro.

<iframe src="//www.facebook.com/plugins/likebox.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fpages%2FEl-Debate-Guasave%2F299601730165494%3Ffref%3Dts&amp;width&amp;height=290&amp;colorscheme=light&amp;show_faces=true&amp;header=true&amp;stream=false&amp;show_border=false" scrolling="no" frameborder="0" style="border:none; overflow:hidden; height:290px;" allowTransparency="true"></iframe>