Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guasave

Baja lentamente el nivel del agua en el río Sinaloa

Tardará un aproximado de 36 y 48 horas para que el río regrese completamente a su cauce normal, de acuerdo con datos de la Conagua

Por: Fernanda Ruiz

Baja lentamente el nivel del agua en el río Sinaloa

Baja lentamente el nivel del agua en el río Sinaloa

Guasave, Sinaloa.- El peligro para la sociedad guasavense ante el crecimiento del río Sinaloa ya pasó, y aunque el agua ya va a la baja será en las próximas 48 horas aproximadamente cuando el nivel del agua regrese a su cauce, señalaron las autoridades municipales.
El agua llegó en algunos puntos de la avenida Benigno Valenzuela, donde al menos un par de viviendas se vieron afectadas, sumándose a los damnificados de la ribera del río.

Sin peligro
El jefe del Distrito 063 de la Conagua, Jorge Lomelí Osuna, informó que el nivel máximo del río se presentó alrededor de las 3:00 horas del sábado, transitando un aproximado de hasta 400 metros cúbicos por segundo.
Señaló que el nivel del agua se mantuvo alrededor de dos horas y a partir de ahí empezó a bajar lentamente.

Creciente. El nivel del agua subió hasta la avenida Benigno Valenzuela, donde afectó aproximadamente tres cuadras.

Fue a partir de las 6 de la mañana (de ayer) que empezó a bajar lentamente el nivel del agua, entre cinco o seis centímetros por hora, porque así viene el caudal desde Sinaloa.”

Después de las mediciones respectivas y ante la fluidez del agua, los expertos señalaron que a partir del mediodía empezaría a descender el nivel de manera más acelerada, sin embargo tardará hasta dos días en que el río vuelva a su cauce.

“De mediodía para abajo empezó a descender más aceleradamente, de tal modo que se estima que alrededor de unas 36 horas, 48 horas, el cauce vuelva a la normalidad”, explicó.

Por su parte, la alcaldesa Diana Armenta Armenta aclaró que para ayer el nivel del agua ya no representaba riesgo alguno para nadie en la ciudad, ni en las comunidades bajas, a pesar de que el agua está bajando a zonas como Tamazula y San Pedro.

Afectaciones. Vivienda ubicada sobre la Benigno Valenzuela que fue alcanzada por el agua.

“La noche del viernes se trabajó con personal del Ayuntamiento en la curva de San Pedro, y se pudo contener con un tapo y ahora solo hay que esperar a que bajen los niveles de agua, pero sí que amanecimos tranquilos, con detalles, pero afortunadamente ya no hay riesgo”, señaló la alcaldesa.

Damnificados
El director de Protección Civil, Mijaíl López Espinoza, informó que fueron un total de 310 las personas que fueron albergadas en las escuelas Club de Leones y 6 de Enero.
“No todas  sufrieron daños en sus viviendas, a algunas casas no les llegó el agua, pero por precaución decidieron irse al refugio.”

En cuanto al número de casas afectadas en la ribera del río explicó que no se ha levantado aún el censo, pues esperarán que el nivel del agua baje para poder realizar un recorrido para valorar los daños que se tuvieron por la creciente.

Aún no tenemos el dato de cuántos fueron los domicilios afectados por la creciente, porque tenemos que esperar a que el nivel del agua baje para poder realizar la verificación correspondiente.”

Regreso. Las familias que no sufrieron afectaciones en sus casas regresaron ayer mismo.

Río abajo
La disminución del agua que representó calma para la ciudad de Guasave alertó puntos río abajo como San Pedro y Tamazula, en donde autoridades de Protección Civil y municipales estuvieron monitoreando el incremento del nivel del río, que llegó a dañar las instalaciones del estadio.

A pesar de que el agua incrementaba su nivel, el director del Instituto Municipal de Protección Civil, Mijaíl López Espinoza, explicó que no se habían registrado daños en viviendas y que la tendencia después del mediodía era a la baja, por lo que el riesgo también había pasado en esa zona.

“Hablamos con el síndico y el comisariado ejidal, nos informaron que hasta el momento no se habían presentado daños en viviendas, sino en algunas tierras de cultivos y en áreas en donde se tenían algunos corrales de animales, que a manera de prevención fueron sacados con tiempo, antes de que el agua les llegara.”

Sobre el tema, el comisariado ejidal, Efrén Soto Juárez, detalló que tras la reunión sostenida con autoridades municipales y personal de la Conagua el día viernes, se tomaron las precauciones necesarias y se estuvo monitoreando de manera constante el incremento del agua.

Los pronósticos que se dieron en la reunión extraordinaria que se tuvo con Conagua se cumplieron, el nivel sí aumentó por la mañana, sin embargo se mantuvo estático un par de horas y de ahí la tendencia fue a la baja, sabemos que está lento, pero, como también se explicó en dicha reunión, las marejadas han  impedido que el río se desfogue de manera rápida.”

Poco a poco. En la zona del malecón María del Rosario Espinoza el agua bajaba lentamente.

Jorge Lomelí explicó que dicho efecto del mar provocará que los niveles se mantengan por más tiempo, pero no implica que aumente o que se corra peligro.

“Por cuestiones del solsticio de otoño es cuando la luna tiene efectos muy importantes sobre el mar y que las mareas son altas, entonces ahí sí es posible que por efecto de marea tarde un poco más en descargar el agua al mar y se mantengan niveles quizá un poco más de tiempo del pronosticado por ejemplo en la ciudad para que baje el agua.”

Agua de lluvia
La alcaldesa Diana Armenta aclaró que el agua que llegó al río Sinaloa es producto de las torrenciales lluvias registradas en las zonas serranas y no por desfogues de las presas.

“Creo necesario aclarar, porque ha existido mucha desinformación al respecto, que esta agua que llegó aquí es exclusivamente de lluvia, esperemos que las lluvias ya no se vayan dando tan en volumen como se presentaron estas, pero no hay desfogues de presas, eso no es así, es agua de la lluvia que tiene que escurrir y solo eso”, aclaró la presidenta municipal.
Sobre el tema, el jefe del Distrito 063 de la Conagua, aseguró que todo fue agua de la lluvia y que no se desfogó ni un solo litro de las presas.

Todo fue por lluvia, no desfogamos de la presa de almacenamiento ni un solo litro. Todo fue por aguas broncas que ya no tienen control, que llegan a la presa derivadora de Sinaloa pero no es de almacenamiento. Esa agua tenía que pasar, estén cerradas o abiertas las compuertas.”

En cuanto al arroyo Ocoroni, uno de los que influyó bastante en la creciente del río Sinaloa por las fuertes lluvias registradas, Lomelí Osuna detalló que ante el hecho de no haber pronósticos de lluvia hasta la semana entrante, se tendrá el tiempo para que con el desfogue del río Sinaloa este arroyo se descargue más libremente, evitando mayores escurrimientos.

La tranquilidad regresa poco a poco a las zonas bajas de Guasave

De manera muy lenta regresaba el nivel del río a su cauce y de la misma manera volvía la calma para las familias que tienen sus domicilios en las áreas bajas de la ribera del río. Incluso algunas de las familias que decidieron refugiarse en los albergues ante la posibilidad de que sus casas se vieran afectadas, emprendieron el regreso ayer mismo. Esperan que antes de que finalice el día de hoy todos puedan estar en sus hogares.

En esta nota:
  • Guasave
  • Río Sinaloa
  • Baja nivel de agua