Guasave

La hambruna golpea fuertemente a indígenas de la sierra de Sinaloa

La situación que viven obliga a habitantes de comunidades como Lajitas y Todo Esto a bajar de la montaña

Por  Karen Rubio

Habitantes de comunidades de Lajitas y Todo Esto a su llegada a  la cabecera municipal de Sinaloa.

Habitantes de comunidades de Lajitas y Todo Esto a su llegada a la cabecera municipal de Sinaloa.

Guasave, Sinaloa.- Desde la semana pasada decenas de indígenas que habitan en comunidades serranas del municipio Sinaloa han estado bajando a la cabecera municipal pues la falta de alimentos los obliga a esta acción.

Román Rubio López, activista del Colectivo Tarahumara Sinaloense, señaló que aunque no se trata de que el alimento abunde en la región, al contrario, es frecuente que pasen hambre, en esta época del año la situación empeora, pues el maíz, que es la base de su alimentación, se termina y las cosechas aún no inician para ellos. 

Necesidades

“La hambruna, y no es exagerado decirlo así, está campeando por toda la sierra del municipio de Sinaloa, es algo muy doloroso ver cómo los hermanos hacen lo posible para bajar de allá a como pueden porque no soportan la situación.”

Son  menos  los  que  se  atreven a bajar, arriba, en la montaña están dispersos otros cientos, quienes con la timidez que les caracteriza aguantan la situación. 

Lo peor que pudiéramos hacer ante esto es cerrar los ojos a un problema muy añejo que ahí sigue, son problemas que tenemos que lograr ahora con este gobierno que se erradiquen o que se vea un avance real.”

Ayuda

Rubio López dijo que por el momento no se está haciendo nada para ayudar a los habitantes con esta situación. Manifestó que entre algunos civiles se han estado organizando para en aproximadamente  15  días  subir  a  la montaña y llevarles entre cuatro y cinco toneladas de grano. 

Desnutrición. Aunque se vean robustos, la mayoría de estos habitantes tienen serios problemas de desnutrición, entre ellos los más afectados son los niños. Adultos mayores casi no hay en estas comunidades pues la esperanza de vida es menor.

Buscarán también que por medio de colectas la ciudadanía pueda aportar otro tipo de alimentos para que ellos tengan oportunidad de variar su alimentación. Aunque son conscientes de que  no  se  trata  de  estarles llevando  alimento,  sino  que la solución de fondo es que ellos puedan acceder a programas como huertos de traspatio, cría de animales de corral, que se mejoren sus caminos, entre otras cosas para que se dé el progreso de raíz.

Afectaciones

De momento, el desplazamiento que se está dando de estos habitantes está ocasionando la fragmentación de familias, alto riesgo de muertes prematuras por desnutrición y problemas de alcoholismo.

Es  incongruente,  y  nosotros  hemos  insistido  en  esto que por un lado se dice que  hay  que  cuidar  las  lenguas y a nuestros indígenas, pero  por  otro  lado  nunca  se aterrizan acciones que realmente  los  ayuden  a mejorar sus condiciones de vida.”