Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guasave

La inundación que no se olvida al devastar Guasave

A 20 años de haber impactado en el municipio el huracán ‘Isis’, ciudadanos recordaron que el desastre natural los unió como sociedad

Por: Julissa Felix

Areli Arredondo arriba del techo de su casa en la colonia 17 de Mayo, esperando a ser auxiliados.

Areli Arredondo arriba del techo de su casa en la colonia 17 de Mayo, esperando a ser auxiliados.

Guasave, Sinaloa.- Areli Arredondo tenía 9 años cuando su casa, al  igual que todas en la colonia 17 de Mayo, y más del 90 por ciento de la ciudad, quedaron bajo el agua al desbordarse el río Sinaloa y arroyos a causa del huracán ‘Isis’ categoría 5 que alcanzó en algunas zonas los 900 milímetros de agua.

A 20 años del fenómeno natural que devastó al municipio, Areli compartió que es un hecho que marcó su infancia al quedar en medio de la inundación sin comida y con el temor de que algo les pudiera pasar.

Experiencia
Pese a los años transcurridos expresó que es algo que tiene presente, pues recuerda que sus papás Francisco Javier Arredondo y Suni Ríos, al ver cómo el agua empezó a correr a metros de su vivienda, empezaron a subir las pertenencias a lo más alto de la casa, rescatando lo mínimo, ya que en cuestión de minutos el nivel de agua que alcanzó obligó a los seis integrantes de la familia a resguardarse en el techo, donde pasaron la noche.

Rescate. Momento en el que personal de Protección Civil y Bomberos rescataban a ciudadanos en zonas inundadas.

Basada en lo que guarda su memoria compartió que justo cuando le tomaron la foto en la que viste short y playera rosa estaban esperando que los auxiliaran y poco tiempo después elementos de Protección Civil a bordo de pangas las rescataron a su mamá y a ella, pues le daban prioridad a mujeres e infantes.

A mí me tocó ver cómo corría y corría el agua y en menos de tres horas el agua ya llegaba a la dala. A mí me tocó dormir una noche en el techo hasta que llegaron a rescatarnos”, relató.

A diferencia de Areli Arredondo, que radica ahora  en  Tijuana,  su amiga Karla Salazar sigue expuesta a afectaciones ante posibles desbordes del río, el cual pese a los trabajos de desazolve y de ampliación de la caja, no se descarta un desborde, según declaró el director de Protección Civil, Mijaíl López.

De suscitarse un hecho similar  al  ocurrido  en 1998, el Instituto Municipal tiene enlistados 12 albergues, y aunque nunca se está preparado del todo consideró  que  tienen capacitación para actuar.

El rescate
Jorge Morales, director operativo de Bomberos, dijo que a las 17:00 horas del 3 de septiembre se empezaron a sentir las ráfagas de viento, por lo que se concentraron en las zonas bajas como la colonia Tierra y Libertad, 17 de Ma-yo, 6 de Enero, El Chorrito la ribera del río, por San Rafael, sin imaginar que la zona centro se vería severamente afectada.

Resguardo. Cientos de familias subieron sus pertenencias y a mascotas a los techos.

Entre las memorias de Jorge Morales citó el momento que hacían el recorrido por la zona norte en panga tripulada por pescadores que se solidarizaron y pusieron a disposición el equipo y su experiencia para navegar por la zona de desastre, entre estas El Infiernito y El Cuitabón, comunidad donde una familia les pidió ayuda para localizar a tres hombres que desde el mediodía habían salido a la leña y no se sabía nada de ellos.

Centrados en la búsqueda de la gente empezaron a escuchar gritos que provenían de lo alto de un álamo donde abrazados de las ramas picoteados de mochomos e insectos clamaban ayuda.

Eran tres señores, y ni podíamos llegar porque estaba a la par con el arroyo de Ocoro pero después de hacer maniobras y con el riesgo de ser arrastrados por la fuerza del arroyo logramos darle alcance con unos chalecos amarrados de unas cuerdas y logramos ponerlos a salvo”, expresó. 

En esta nota:
  • Guasave
  • Inundación
  • Huracán Isis