Selecciona tu región
Guasave

La música, pasión que requiere de mucha entrega, señala José Antonio de Guasave

José Antonio Vega Nájera tiene casi 20 años tocando el trombón y además se desempeña como docente en un colegio particular de la ciudad.

Por Fernanda Ruiz

-

Guasave, Sinaloa.- Aún con todos los sacrificios que el ser músico pueda implicar, para José Antonio Vega Nájera de Guasave se ha convertido en una forma de vida que no cambiaría por nada. El trombonista conjuga esta pasión y oficio con la docencia en reconocido colegio particular. El músico narra que su pasión por el trombón, instrumento que toca, inició desde el año 2002, cuando con un grupo de amigos formaron una banda de Ska en la que inicialmente tocaría la trompeta, sin embargo, se requería de un trombón y se dio a la tarea de buscar un instrumento con los músicos del municipio y desde entonces se convirtió en su inseparable compañero. 

De manera profesional inició en el 2003 y desde entonces la música se ha convertido en una forma de vida y también en uno de los sustentos para su familia. “No había quién se animara al trombón, así que medí a la tarea de conseguir uno. Fue un andar por las oficinas y los cuartos de ensayo de las bandas y grupos vigentes en ese entonces preguntando si alguien tenía un trombón en venta, hasta que conseguí uno que todavía conservo y utilizo. Oficialmente mi camino como trombonista inicia hasta principios del año 2003”. 

Vega Nájera es maestro en el Colegio Guasave y forma parte de la sinfónica de la institución, por lo que la música lo acompaña siempre. Aunque, el conjugar ambas labores: impartir clases y desvelos por el trabajo como músico, ha sido una de las partes más difíciles. “La música está presente en una parte de mi trabajo diario al formar parte del colectivo docente del sistema musical del Colegio Guasave, y por otra parte, a veces es complicado cuando se junta el cansancio, los desvelos y demás, pero el show debe continuar y hay que adaptarnos”. 

Vega Nájera señala que dentro de lo más duro que un músico tiene que enfrentar es el estar lejos de la familia en fechas importantes. “Lo más difícil es tener que ausentarse en fechas importantes para cumplir con los compromisos que tenemos en la agenda y no poder compartir con nuestras familias esos momentos”. 

El trombonista hizo mención también a lo difícil que fue salir adelante durante el periodo fuerte de la pandemia por el Covid-19, en donde se prohibieron las fiestas y por lo tanto se les acabó el trabajo. “Tuvimos que adaptarnos y salir adelante realizando actividades o servicios totalmente fuera de la música. Afortunadamente en estos últimos meses el panorama ha venido mejorando y poco a poco nos estamos recuperando”.

Leer más: Buscará Cruz Roja en Guasave recuperar gasto por atención de accidentes de moto

Mucho se habla del gran talento musical que existe en el municipio, lo que implica también que haya muchas agrupaciones y la competencia sea fuerte, por lo que José Antonio les aconseja a las nuevas generaciones ser persistentes, prepararse, tener disciplina y constancia, pero sobre todo amor verdadero por la música. 

Ahome se proyecta a nivel internacional en el Tianguis Turístico 2021
Síguenos en