Guasave

Letty Rodríguez, toda una guerrera

GUASAVE
Avatar del

Por: Rosina Ávila

1/4
Letty en compañía de sus amigas.

Letty en compañía de sus amigas.

Letty en su último quimioterapia.

Letty en su último quimioterapia.

Letty y su familia.

Letty y su familia.

0

0

Guasave.- Leticia Rodríguez Infante es considerada una guerrera porque de lo que para muchos pudo ser una tragedia, ella lo ha tomado como una experiencia de vida. Sobreviviente de cáncer de mama, Letty asegura que hay que olvidar que el cáncer es un sinónimo de muerte y verlo como un aprendizaje más. "Sólo los que lo vivimos hasta agradecemos lo que nos ha dejado, como esta oportunidad de poder compartir un poco más de lo que he vivido".

Sabemos que hace poco tuviste un problema de salud ¿cómo te sientes ahora?

Esta segunda oportunidad de vivir, como la llamo yo, me enseñó lo que algunos podrían decir que es una locura, creer en los milagros, a despertarme y agradecerle a Dios. Con esto aprendí que la familia siempre es antes que todo y que tus amigos no se cuentan con los dedos de una sola mano como dicen, (me sorprendí al saber cuántos amigos tengo) aprendí que hay que cuidar tu cuerpo y lo principal, aprendí a ser fuerte.

Muchas personas siguieron la evolución de tu enfermedad por redes sociales ¿cuál fue tu propósito?

Las redes sociales fueron mis mejores aliadas contra el aislamiento al que me sometí por las quimioterapias, encontré un manera de empezar a concientizar a muchas personas no sólo a quienes me seguían. Desde el día que me diagnosticaron cáncer empecé con publicaciones de información de prevención y orientación, empezaron días buenos, los malos y los peores... esos días también los fui relatando y compartiéndolos, mismos que sirvieron para quienes empezaban este camino a la sanación. Había noches que escuchaba ese sonido del celular, eran mensajes y la pregunta era ¿con qué médico puedo ir? O el comentario de: yo tengo una bolita que me siento o tengo un aspecto diferente en una mama ¿qué hago? Lo más sorprendente es que la gran mayoría me decía que tenían miedo, y siempre era mi respuesta "por miedo puede que sea demasiado tarde, ármate de valor y eso te dará paz... si no tienes nada, si algo te saliera hay que empezar a luchar por seguir viviendo". Lo mejor era cuando me llamaban y decían: ya fui no era nada, hubo mamás que pidieron alguna orientación y señoras que sus esposos tenían problemas del mismo tipo, muchas personas piensan que sólo las mujeres somos propensas a desarrollar cáncer de mama, lo cual es totalmente falso porque también los hombres lo pueden padecer.

Muchas personas te consideran una guerrera, ¿de dónde sacaste fuerzas para enfrentar la enfermedad?

La verdad no sé de dónde salió mi fuerza, pero fue bastante, hasta yo me he sorprendido, me agarré de la mano de Dios y él me ayudó.

Hay momentos donde ser fuerte es la única opción, me desmoroné cuando leí: carcinoma medular de glándula mamaria caso triple negativo... hablé con una de mis hermanas y ahí mi familia y mis amigos más allegados nunca me soltaron, ese fue otro punto que me ayudó a ser fuerte, el hecho de escuchar vamos a salir de esta ya verás, era como si lo vivieran... se incluían en mi sanación y así fue... salimos todos juntos, hubo otras personitas muy especiales e importantes, mis amigas sobrevivientes de cáncer que buscaron la manera de acercarse ayudándome y orientándome.

>

¿Cómo te sientes ahora?

Hoy me siento feliz porque el tratamiento de quimios y radios funcionaron totalmente, tengo que seguir mi chequeo cada tres meses y tal vez algunas cirugías pero eso se lo dejo a mis médicos y a Dios, me siento sana desde el día que me extirparon la mama. Después de eso dije estoy SANA sólo hay que seguir las indicaciones de los médicos y jamás soltarme de la mano de DIOS.

¿Qué propondrías para ayudar a personas enfermas de cáncer?

Que nuestras autoridades de Salud gestionen ante gobierno la creación y ampliación de hospitales oncológicos, asignen más presupuesto para dotación de medicamentos, pero más que nada que en realidad vean este problema del cáncer como lo que es, los números de enfermos son alarmantes. Por sólo mencionar un ejemplo, en mi cuadra se han presentados cinco casos de cáncer y uno de leucemia, de los cuales tres han fallecido y tres seguimos en la lucha de vivir.

Crear campañas constantes de concientización de todo tipo de cáncer, no sólo en octubre, ser constantes y brindar la orientación y ayuda a todos los enfermos, principalmente a personas de escasos recursos económicos.

Que exista una supervisión de todos esos agroquímicos que se utilizan y crear programas que no sólo sean una llamarada.

Y en lo personal sé que pudiera servir de ayuda de orientación para personas que padecen de cáncer y su familia, porque hay algo muy real, hablar entre pacientes es muy diferente, es como hablar el mismo idioma con palabras no científicas, compartiendo lo que es vivir y convertirte en un sobreviviente del cáncer.

¿A quién agradeces estar sana ahora?

A Dios, a los médicos Enrique Higareda Almaraz, que sin él yo no sé que hubiera pasado, Aída Figueroa, Gabriel Tene Villalobos, Francisco Zauza y Lorben López, todos ellos médicos del IMSS de Colima y Sinaloa. A mi mamá, que fue más valiente que yo, quien me curaba y me acompañó noche y día.

¿Algo que quieras compartir?

Hay que olvidar que el cáncer es un sinónimo de muerte y verlo como un aprendizaje más. Sólo los que lo vivimos hasta agradecemos lo que nos ha dejado, como esta oportunidad de poder compartir un poco más de lo que he vivido. Yo les digo a ellos que recuerden que con miedo jamás sanaremos, acudan al médico, háganse sus chequeos y aprendan a conocer su cuerpo. Hay que autoexplorarse y sobre todo no olvidar que el cáncer no respeta edad ni sexo, es silencioso y traicionero, pero detectado a tiempo te da la segunda oportunidad para vivir.

En esta nota:
  • el debate de guasave
  • revista rostros
  • Leticia Rodríguez Infante
  • guerrera
  • tragedia
  • cancer de mama
  • sinónimo de muerte
  • aprendizaje
  • oportunidad
  • problema de salud
  • evolucion.