Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guasave

Lluvias causan daños en 16 comunidades sinaloítas

Más de 100 viviendas, que en su mayoría pertenecen a trabajadores agrícolas, resultaron perjudicadas y reportan daños materiales. El alcalde señala que está surgiendo ayuda ciudadana

Por: Karen Rubio

En el campo El Amapal la falta de camino no impidió la llegada de ayuda. Hicieron cadena humana para pasar los víveres.

En el campo El Amapal la falta de camino no impidió la llegada de ayuda. Hicieron cadena humana para pasar los víveres.

Guasave, Sinaloa.- Alrededor de 100 viviendas se vieron afectadas por el ingreso de agua que provocó pérdidas materiales en 16 comunidades del municipio Sinaloa. 

En zonas bajas como El Amapal, San Pablo Bochobampo, Lázaro Cárdenas y comunidades de Ocoroni son sitios en donde se aprecia mayor afectación, según lo indicó el alcalde Radamés Véliz Quiñónez.

El mandatario explicó que lo más perjudicial de la situación es que la mayoría de las personas que habitan en estos sitios son gente de muy bajos recursos que se dedican a las labores agrícolas como jornaleros, por lo que además de que perdieron lo poco que tenían no podrán trabajar y obtener ganancias hasta que las condiciones climáticas y el terreno así lo permitan. 

“Sus enseres se les mojaron y tuvieron pérdidas materiales. Aquí el detalle más importante es que la mayoría de los afectados son jornaleros agrícolas, quienes por el mal tiempo no van a poder trabajar hasta en unos días más y son gente que trabaja al diario”, explicó. Agregó que estas personas necesitarán recibir despensas para alimentarse en los días venideros. 

Acentuación
En el campo El Amapal es la zona donde presentaron mayor dificultad para acceder a evaluar los daños y entregar víveres a los damnificados debido a que la calle que comunica hasta el sitio quedó prácticamente destruida por el arrastre del arroyo. 

Véliz Quiñónez señaló que la mañana del sábado con la ayuda de personal de Protección Civil, así como de los módulos de riego, quienes pusieron a disposición la maquinaria, trabajaron en rehabilitar un camino para comunicar al campo, sin embargo de manera provisional los víveres llegaron por medio de cadenas humanas conformadas por habitantes y autoridades. 

Ahorita ya gracias a Dios ya les está llegando a ellos la ayuda, hemos estado respondiendo a través del DIF y les hacemos ver que no están solos, aunque sean tiempos difíciles.”

Añadió que pese a que el alteño municipio no es uno de los que sufrió daños mayores como son los casos de Salvador Alvarado, Culiacán y Ahome, están tomando cartas en el asunto y ya emitieron el reporte hasta las instancias estatales correspondientes para que conozcan la situación que priva en el sitio, en el que cabe destacar que los índices de pobreza son de los más altos del estado. 

“Nosotros ya enviamos toda esta información al gobierno del estado, al DIF y a Protección Civil, la verdad es que dentro de lo que cabe en Sinaloa no fuimos tan afectados como en otros municipios, podríamos decir que aquí nos vimos favorecidos por el hecho de que está alto, sin embargo en comunidades más planas y bajas por donde pasan arroyos ahí sí tuvimos problemas.” 

En la cabecera municipal las actividades se realizan de manera cotidiana y no hay pérdidas materiales. 

“Ahorita ya está todo tranquilo, la gente volvió a sus actividades cotidianas en lo que es la cabecera municipal".

Solidaridad
La contingencia presentada en gran parte de la zona norte del estado ha sacado también a relucir el rostro más amable de la población sinaloíta, pues a decir del mandatario, más allá de los centros de acopio que echó a andar el municipio y el DIF, la sociedad civil en distintos puntos se ha organizado para establecer sitios en donde se reciben donaciones en especie, con los que buscan mitigar las afectaciones de las comunidades e incluso enviar a otros municipios hermanos en los que también se requiere ayuda. 

Aquí en la cabecera municipal se pusieron centros de acopio porque la gente está participando mucho. Gracias a Dios aquí la gente es muy participativa y muy solidaria, esperamos que poco a poco las cosas vayan regresando a la normalidad.”

En esta nota: