Guasave

Luz y sus tres hijas viven entre carencias en la sierra de Sinaloa

Luz, habitante de Alisos de Olguín es madre por tercera ocasión en medio de un mundo de carencias en la sierra de Sinaloa

Por  Yazmín Ortega

Tarámari atiende a una de sus hijas(Foto: El Debate)

Tarámari atiende a una de sus hijas | Foto: El Debate

Guasave, Sinaloa.- La historia de Luz Chávez Villa es una de tantas que se escriben en la sierra de Sinaloa, donde abundan el hambre y otras carencias. Donde parece imposible poder combatir tanto rezago, porque prevalece la falta de educación y hospitales, donde se vive a la buena de Dios.

El trajinar de Luz inició el 25 de abril. Por instinto pensó que se acercaban los días del alumbramiento y bajó desde Alisos de Olguín a Sinaloa de Leyva, donde permaneció varios días, al pendiente de ser atendida en el Hospital de la Sierra, sin embargo al no haber ginecólogo de guardia la opción fue trasladarse al Hospital General de Guasave.

El domingo 12 que asistió fue valorada pero no habiendo complicación visible se le pidió volver el lunes 13, ya que en ese momento tampoco tenían quién realizara un ultrasonido.

Al regresar el lunes por la mañana fue valorada y se le realizó un ultrasonido donde se determinó que tenía alrededor de 39 semanas de gestación.

Tarámarí junto a su bebé. Foto: Mauricio Valenzuela / El Debate

Situación

Con pies hinchados por su avanzado embarazo y visiblemente pálida, con manchas en la cara, Luz fue ingresada por el área de Urgencias y posteriormente hospitalizada.

No daba crédito a lo que hacían, pues le ordenaron desvestirse para ponerse una bata verde y subirse a una silla de ruedas que sin ningún esfuerzo empujó hacia el área de hospitalización un enfermero. Tímida, un tanto desconfiada. 

Ahí no conocía a nadie, afuera aguardaba una sobrina que la acompañó pero no podía entrar para estar con ella por tener apenas unos 13 años.

Necesidad

En la primera entrevista Luz Chávez Villa no supo decirle al médico la fecha exacta de su última regla. Una vez realizado el ultrasonido se pudo conocer al bebé y su edad probable. Ella nunca se había hecho un estudio de este tipo ni había sido valorada médicamente.

Con 20 años de edad manifestó que este fue su tercer embarazo. El primero fue parto normal, el segundo por cesárea, así como resultó este último, el de la más pequeña que hasta ayer no le definían nombre.

Pobreza

Por su situación, mas no su apariencia debido a que es un poco robusta, lo más probable es que durante el embarazo presentó anemia al no haber ingerido ningún medicamento o vitamina como usualmente las mujeres lo hacen como el ácido fólico o fumarato ferroso.

Dependiendo de sus estudios de laboratorio y su edad gestacional, si ella ya está en una edad en la que el bebé deba nacer se va quedar hospitalizada, se va a quedar, y si es un bebé con menos edad, que se pueda realizar cesárea o parto, de acuerdo con lo que se le vaya hacer se puede regresar a su domicilio”, expresaba el lunes la doctora Anabel Ríos, responsable del área de Urgencias.

Hoy que la den de alta buscará regresar a su lugar de origen donde la esperan su madre y sus dos hijas.

Si usted tiene deseos de ayudarla puede buscarla en el Hospital General, donde se encuentra internada, o ponerse en contacto al número 6871702466.