Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guasave

Robos y falta de apoyo para equipos daña los planteles

Madres de familia tomaron las instalaciones del kínder Hernando de Villafañe porque tienen una semana sin luz.  La directora de la escuela primaria 6 de Enero señaló que el plantel ha sido víctima de constantes robos y la situación es insoportable

Por: Fernanda Ruiz

Madres de familia en el kínder Hernando de Villafañe.

Madres de familia en el kínder Hernando de Villafañe.

La falta de apoyo por parte de las autoridades de la Secretaría de Educación Pública para la adquisición de una subestación eléctrica en el jardín de niños Hernando de Villafañe y los constantes robos de los que es víctima la escuela primaria 6 de Enero, está afectando la educación de cientos de menores.
En ambos casos, las directoras señalaron ya no saben qué hacer para que la respectiva problemática que enfrentan tenga una solución positiva y ya no se siga afectando a los estudiantes.


Toman el plantel
Madres de familia cerraron el kínder Hernando de Villa-fañe como medida de presión, pues desde hace una semana los niños reciben clases en la techumbre, debido a que la subestación se quemó con las recientes lluvias y la salud de los menores ya estaba siendo afectada por las altas temperaturas.
“Desde el lunes no se tiene luz en la escuela, ya hubo un niño desmayado, otros tantos con deshidratación, entonces exigimos que se solucione el problema, porque no nos vamos a mover de aquí hasta que así sea”, señaló una de las manifestantes.
Por su parte, Susana Mayorquín, directora del jardín de niños, explicó que ella ya hizo todas las gestiones necesarias ante las instancias correspondientes, pero la respuesta es que tiene que esperar a que se evalúe la situación y no les dan ni solución, ni una fecha probable.
“En cuanto nos dimos cuenta del problema avisamos a CFE,  luego  trajimos  ingenieros eléctricos, ellos nos dijeron que la subestación está quemada y cuesta entre 35 y 40 mil pesos, recurso con el que no contamos”. Las madres de familia aportaron 250 pesos para solucionar el problema, pero solo recabaron alrededor de 20 mil pesos, por lo que piden el apoyo de las autoridades, pues se está afectando el aprendizaje de 200 pequeños.

Inseguridad constante
La situación que se vive en la primaria 6 de Enero es insostenible, señaló Gabriela Romero Armenta, maestra de cuatro grado, pues una vez más fueron víctimas de la inseguridad que se vive en la ciudad.
“Llegamos y nos encontramos con que uno de los reflectores fue robado, tenía protección porque el año pasado ya se los habían robado, pero aún así se lo llevaron, esto de verdad es insostenible, porque no contamos con ningún tipo de apoyo por parte de la Secretaría de Educación Pública”.
La maestra del plantel explicó que ya se han robado anteriormente los reflectores, un tinaco, las pastillas de los aires acondicionados y en el regreso a clases, todo el cableado.
“Ahora fue un reflector, pero cuando regresamos a clases fue el cableado, un cableado por el que tuvimos que pagar 10 mil pesos que sacamos de las cuotas voluntarias que los padres de familia aportan, no hemos podido pintar la escuela, ni reparar las butacas porque el dinero que teníamos lo tuvimos que usar para solventar el gasto del cableado”.
Gabriela Romero detalló que se han privado de comprar cañones, pantallas y otras herramientas necesarias para el aprendizaje de los menores, por temor de que la inversión sirva solo para los delincuentes.
La directora del plantel, Auria Bojórquez, comentó que interpondría la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público, pero pidió a las autoridades policiacas que se realicen los rondines de manera efectiva y con constancia para evitar que se presenten más robos en la escuela, pues no se tiene recurso para contratar un vigilante.

En esta nota:
  • #TomanKínder
  • #Manifestación
  • #Calor