Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Guasave

No existe cultura al ceder el paso a cuerpos de auxilio

Son segundos los que se pierden y ante una emergencia, hacen la diferencia entre la vida y la muerte

Por: Fernanda Ruiz

Conductores no ceden el paso a ambulancias.

Conductores no ceden el paso a ambulancias.

Guasave, Sinaloa.- Tomando como referencia el accidente que se registró en Los Mochis, en donde se vio involucrada una ambulancia de Cruz Roja, la coordinadora administrativa en Guasave señaló que no se cuenta con nada de cultura en cuanto a ceder el paso a los cuerpos de axulio se refiere.

De igual manera, enfatizó que esos segundos que se pierden, al esperar que los conductores abran espacio, representan la diferencia entre la vida y la muerte.

Sin cultura
Liliana Vega Sañudo, coordinadora local administrativa de Cruz Roja, explicó que desde el momento en que la ambulancia lleva encendidas las luces ya es algo prioritario y se debería de ceder el paso ante la emergencia, más aún, si las torretas ya llevan sonido incluido.

“Desde que se tienen las torretas con las luces encendidas ya es una prioridad, aún más cuando se tiene el sonido, desde ese momento los conductores deberían ceder el paso, lamentablemente no se tiene para nada cultura al respecto.”

Vega Sañudo resaltó que aunque parecieran solo unos segundos los que se pierden por esperar a que los automovilistas dejen espacio para que circule prioritariamente una ambulancia, o bien, el carro de Bomberos, ese lapso podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

“No se tiene cultura, se cree que solo son unos segundos, sin embargo, esos segundos podrían salvar una vida.”

Liliana Vega explicó que las unidades de auxilio llevan preferencia, incluso si los semáforos están en rojo, pero aun así se detienen, precisamente porque la sociedad no tiene ese respeto.

Capacitación
El personal de Cruz Roja se capacita adecuadamente para respetar los límites de velocidad que les permite a los paramédicos canalizar y trabajar con los pacientes mientras se está en movimiento. “La gente no debe esperar que una ambulancia vaya demasiado rápido para pensar que es una emergencia, porque la velocidad no permite que atrás se trabaje para estabilizar al paciente. El personal se capacita constantemente en estos temas, el problema es que no hay programas que capaciten a la ciudadanía al respecto”, finalizó Liliana Vega Sañudo.