Guasave

Nueva iniciativa daña la productividad sinaloense

Actualmente el 70% de la producción de maíz en México es a partir de semillas híbridas y mejoradas, lo que impactaría la actividad agrícola

Por  Yazmín Ortega

La actividad agrícola de Sinaloa sufriría un fuerte impacto de aprobarse la nueva propuesta.

La actividad agrícola de Sinaloa sufriría un fuerte impacto de aprobarse la nueva propuesta.

Guasave.- Los productores de Sinaloa no están de acuerdo en que se quiera obligar con la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo a disminuir la producción, pues además de golpear la economía no se garantizaría la autosuficiencia alimentaria.

A favor
Alfredo Rosales Gámez, presidente del Comité Campe-sino No. 8, señaló que como productores quieren y aprueban la iniciativa de cuidar los maíces criollos, pues México es uno de los países de donde salieron estos maíces para hacerse las cruzas necesarias en el mundo.
“Pero de lo que no estamos de acuerdo es que quieran obligar a los estados productores comercializadores que entremos en esa sintonía de que sembremos únicamente los maíces criollos”, expresó.
“Hay estados que aún siembran esos maíces criollos y aún sin embargo siguen apareciendo, no desaparecerán del mapa solo porque Si-naloa siga sembrando los maíces genéticamente modificados, vamos a hablar de los maíces de las cruzas simples, maíces que tienen producciones de arriba de 10 toneladas por hectárea, la media en el estado de Si-naloa no son las 14, 15, 16 o hasta 20 toneladas que algún legislador se atrevió a decir, Sinaloa tiene 10 toneladas y media en promedio estatal, no hemos alcanzado las 11 mucho  menos  las  12  o  las 15.”

Desaprovechado
Dijo que si los obligan a entrar en la siembra de maices criollos tendrían un retroceso de hasta 80 años.
El ejemplo más claro es que si  se  siembra  una  hectárea de maíz y levantan 10 toneladas, tienen que pelear y exigir para que el gobierno se las pague a 4 mil 150 pesos porque la producción de esas 10 toneladas oscila en inversión en los 40 mil pesos.
Esto indica que si el gobierno les paga menos de 4 mil pesos están en bancarrota.
Si los productores siembran los maíces criollos resultarán cuatro toneladas por hectárea, por lo que necesitarían que el gobierno les igualara el precio a 10 mil u 11 mil pesos la tonelada para poder hacer rentable la agricultura del maíz en Sinaloa. 
“Si no podemos conseguir 4 mil, pensar en 10 mil pesos estaríamos en una controversia muy grande con el gobierno”, indicó.
µ Afectación
De esta forma se estaría afectando la economía de las familias porque si el kilo anda entre 15 y 18 pesos, con un precio de cuatro pesos el kilo de maíz se aumentaría el precio 11 pesos y de esta manera  brincaría  también el precio de la tortilla hasta los 30 y hasta 60 pesos en zonas  del  sur  del  país,  explicó.
“Eso sería una controversia muy grande, si el gobierno está hablando de una autosuficiencia alimentaria, si el gobierno de la cuarta transformación está hablando de que  nosotros  estemos  produciendo lo suficiente para alimentar  al  país  ahí  es todo lo contrario porque estaríamos perdiendo la forma de producir y llegar a ser más productivos en el estado.”

  • agro
  • iniciativa
  • maiz
  • campo

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo