Guasave

Oleaje fuerte devasta playa Las Glorias

GUASAVE
Avatar del

Por: Carlos Raeb Morales

1/3
0

0

0

0

0

0

Guasave.- Una situación histórica es la que viven empresarios y pobladores de Boca del Río, Las Glorias y La Ensenadita, luego de la sorpresiva unión de los efectos del huracán "Marie" con el fenómeno mar de fondo y la posición de la luna, que provocó la salida del mar hacia la playa y que dejó devastada la zona. La preocupación de quienes viven o tienen sus negocios en el principal centro turístico del municipio es que el efecto de "Marie", que sólo fue una "brisa", causó grandes daños.

Los restauranteros señalaron que esto sólo revela la vulnerabilidad en la que se encuentran los habitantes ante la posibe llegada de un fenómeno natural.

Preocupados. Jesús Valdez López, habitante de Boca del Río, en compañía de dos vecinos miraba con preocupación el ir y venir de las olas de más de cuatro metros que dice "hace mucho que no se veían así, apenas fue la brisa del huracán y todo el desastre que hizo, ¿se imagina que nos pegara un huracán?", comentó a reporteros.

Devastado. En la Boca del Río la fuerza de las olas realizaron marejadas que crearon nuevas desembocaduras, derribaron por sectores los médanos que dan seguridad a casas y restaurantes e incluso a estos les llegó el agua hasta la cocina.

"A mí nunca me había llegado el agua, es preocupante la situación, por la noche se me metió el agua hasta la cocina", señaló Óscar Leyva, empresario restaurantero de la zona.

La escollera de la desembocadura del río Sinaloa está a punto de colapsarse y el agua ya pasa por encima de ella por diversos puntos.

La laguna del camarón se activó de nuevo, las casas a pie de playa parecieran estar en una isla. El bulevar Tiburón hacia la comunidad parece no existir. Fue cubierto por el agua.

Ya en Las Glorias, la playa y restaurantes a pie de esta desaparecieron, sólo tres con mayor infraestructura resisten el embate del oleaje, pero amenazan con colapsarse, pues los barrotes que sirven de cimiento ya se descubrieron alrededor de 80 centímetros y con cada marejada hacen vibrar toda la estructura de madera.

La calle aledaña a la playa desapareció y es cubierta por agua, restos de madera, llantas, piedras y cableado, parte de los restaurantes destrozados.

De las cerca de 200 palapas colocadas por el Ayuntamiento, el 70 por ciento desapareció, algunas hasta se observan flotando en el mar.

Las líneas de drenaje y agua potable reventaron, la contaminación se puede observar en el agua a simple vista.

Postes con cableado de energía eléctrica cayeron, lo que ponía en riesgo a la ciudadanía. Los pobladores, unos a otros, se avisaban para que no hubiera accidentes, pues hasta las 12:00 horas de ayer no se tenía presencia de Protección Civil y sólo se veía a una patrulla de policías municipales hacer rondines.

La zona menos afectada, por tener menos urbanización, es La Ensenadita, aunque las palapas en su mayoría se cayeron y los médanos de arena son testigo de la fuerza del mar.

A pesar de esto, algunos turistas aprovechan para ir a pescar.

Llamado. Ante la catástrofe, Paúl Leyva, restaurantero que perdió su negocio a pie de playa, recordó que la senadora Diva Hadamira Gastélum Bajo pidió un estudio de las escolleras, pero nunca informó del resultado.

"Aquí se demuestra lo vulnerables que somos con las obras inconclusas, yo creo que es hora de que la senadora saque el estudio que mandó hacer, nos informe y veamos una solución a esto", manifestó mientras juntaba la poca madera que quedó de su restaurante.

Tan desastroso era el panorama que los mismos empleados, vecinos y estudiantes acudieron a la zona para tomar fotografías o presenciar esa imagen que quedará para siempre.

Clausurado. Más tarde el director de Protección Civil, Rosendo Castro, informó del cierre indefinido de la zona de playa ante la peligrosidad inminente.

Confirmó que el mal tiempo seguirá, incluso dijo podría ser mayor durante la madrugada de hoy.

El huracán "Marie" se posicionó a 415 kilómetros al oeste-suroeste de Isla Socorro, Colima, y 755 kilómetros al suroeste de Los Cabos, Baja California Sur, y registró vientos sostenidos de 235 kilómetros y ráfagas de hasta 275.K

En esta nota:
  • el debate de guasave
  • olas desvastada
  • playas las glorias
  • drenaje
  • contaminacion
  • derribaron postes
  • energia electrica.