Guasave

Presa Bacurato: pesca y esperanza para agricultores

En esta obra hidráulica se centran año con año las esperanzas de los productores, pues con sus aguas irrigan miles de hectáreas del valle de Guasave

Por  Yazmín Ortega

Así se encuentra actualmente la presa Gustavo Díaz Ordaz en el municipio de Sinaloa.

Así se encuentra actualmente la presa Gustavo Díaz Ordaz en el municipio de Sinaloa.

Sinaloa de Leyva, Sin.- La sierra ha adquirido un color verde y todas las comunidades tienen ahora un toque inigualable. A 54 kilómetros de Sinaloa de Leyva se encuentra la presa Bacurato, pero para tener acceso al lugar se tienen que pasar muchos pueblos hasta llegar a la sindicatura de Bacubirito, donde se ubica.

La obra hidráulica con capacidad de almacenar 2 mil 687.1 millones de metros cúbicos se mantiene en un muy bajo nivel, lo que desde hace años mantiene preocupados a los productores agrícolas del valle de Guasave.

AYÚDANOS… Da click a la estrella de Google News y síguenos

Almacenamiento

De acuerdo con el reporte de la Comisión Nacional del Agua, la presa Gustavo Díaz Ordaz, también conocida como Bacurato, al día de ayer almacenaba 377.2 millones de metros cúbicos, que representan un 23.2 por ciento de su capacidad de almacenamiento. Su aportación es de 66.7 metros cúbicos por segundo y no se le está realizando ninguna extracción.

A diferencia de la misma fecha en el 2018, esta obra hidráulica tiene 6.7 millones de metros cúbicos menos.

Actividad

En esta zona, las principales actividades económicas son la pesca de lobina y la pesca deportiva.
Ante la autoveda que establecen durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre, los pescadores se mantienen a la expectativa de la llegada de turistas a quienes puedan brindar un servicio de guía o emplearse en los hoteles que hay para la atención durante su estancia, brindan servicios de preparación de alimentos, principalmente.

Belleza. Cascada natural en la zona denominada El Cajón, por la carretera a Bacurato.

Beneficio

Heriberto Pérez, quien actualmente trabaja como guía de turistas, explicó que cada temporada de lluvias paran sus pequeñas embarcaciones y se dedican a la atención de turistas que acuden con el fin de realizar pesca deportiva.

“Llegan para capturar lobina; los gringos vienen por trofeos, buscan de 10, 12 libras, puro catch and release, viene mucho americano de California y de Texas, se hospedan en los hoteles de aquí”, explicó.

Al asistir a este afluente solo por entretenimiento, los estadounidenses pescan y luego sueltan las lobinas de nuevo en la presa, no se la llevan para consumo ni comerciar.

La verdad sí da buen ingreso; hay mucho trabajo para la gente de la localidad porque van de guía o cocineros, choferes, deja buena derrama”.