Guasave

Procuraduría del DIF Sinaloa tiene decenas de casos aplazados

El cierre del Juzgado Familiar en el Estado de Sinaloa no ha permitido que se avance en los trámites ya realizados y tampoco en el inicio de otros procesos

Por  Fernanda Ruiz

Aspectos de las oficinas de un Juzgado.(Foto: El Debate / Vicente Guerrero)

Aspectos de las oficinas de un Juzgado. | Foto: El Debate / Vicente Guerrero

Sinaloa.- Los casos que atiende la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia se han visto muy retrasados debido a que el Juzgado Familiar en el Estado de Sinaloa se encuentra cerrado, lo que ha ocasionado la molestia de las personas que acuden a dicha instancia buscando solución a diversos problemas, señaló el procurador.

Explicó que la Procuraduría ha estado trabajando a través de guardias y los casos no han cesado con la pandemia, lo que representa una gran acumulación de trámites y algunos de esos casos son delicados, por lo que requieren de una resolución para poder actuar.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Problemática

Jesús Ontiveros Montes, titular de la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Mujer y la Familia, informó que no han dejado de brindar la atención a la ciudadanía y enfatizó que los casos llegan de manera constante todos los días, por lo que la demanda de la apertura del Juzgado Familiar es grande.

Nosotros trabajamos en el Juzgado Familiar y sí hay mucha demanda en el tema porque es una fuente de garantizar justicia; nosotros somos una instancia que no cobra los trámites, pero damos seguimiento a todos los casos precisamente para garantizar justicia en ese sentido, pero los juzgados siguen cerrados.”

Ontiveros Montes señaló que saben que al depender del Poder Judicial, los juzgados se apegan a las instrucciones de permanecer cerrados, el problema es que existe un gran retraso en trámites que incluso son delicados.

En la Procuraduría es un caso tras otros y tras otro, esto no para, y al estar inactivos los juzgados, entonces son procesos que no podemos iniciar, los que ya están iniciados continúan pausados y aquellos en los que ya estaba por salir una resolución siguen parados y eso nos retrasa en muchos de los casos que son delicados.

El procurador detalló que existen trámites que son tardados por su causa, y aparte, el Juzgado Familiar recibe al año más de cuatro mil expedientes en todo tipo de juicios, lo que también genera un retardo, y con el tiempo de cierre que ya se tiene, pues no hay forma de avanzar.

Como fecha tentativa para la reapertura se tiene el día 17 de julio, sin embargo, puede aplazarse de acuerdo al comportamiento de la pandemia.

Molestia

Ontiveros Montes indicó que dichos retrasos han generado mucha molestia entre algunas personas que acuden desesperados a la Procuraduría para que se les brinde la atención.

Sí existe mucha molestia, hay mucha desesperación, sobre todo en casos en donde se tiene que actuar pronto; entonces sí hay personas que se enojan, que nos señalan, que nos culpan de que nosotros hacemos más lentos los procesos, pero no depende de nosotros, y pues tratamos de dar asesorías y avanzar en lo que podemos mientras se da la reapertura.”

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo